lunes, 23 de noviembre de 2015

La librería a la vuelta de la esquina




Todos los que amamos los libros hemos tenido alguna vez una librería a la vuelta de la esquina, un sitio al que ir a hojear y a ojear, a revolver, a leer contraportadas, a admirarnos ante una nueva edición de un libro favorito, a comentar novedades con libreros amigos... Recuerdo hasta el primer día en que fui a uno de estos lugares fascinantes, cuando vivía en la Cruz del Señor. Estaba. como siempre, mariposeando entre libros, preguntándome si llevarme ese que tenía tan buena pinta o ese otro del que había leído buenas críticas, o directamente los dos, cuando se me acercó la librera, una señora de pelo gris y ojos brillantes, que me preguntó: "¿Eres profesora?". Cuando le contesté que sí, me dijo que es que los profesores tenemos una manera de acercarnos a los libros, "una mezcla de amor, respeto y familiaridad", que ella por lo menos distinguía, de tal manera que siempre acertaba. A partir de ese día, nos hicimos amigas y, cuando me hice cargo de la Biblioteca de mi centro, sus consejos, su creatividad y su sabiduría, me ayudaron en muchas ocasiones.

Ahora ella ya no está y yo no vivo en una ciudad, sino en medio del campo donde, si acaso, a la vuelta de la esquina lo que hay es un moral verde que agita las ramas al viento. Pero la imaginación tiene sus caminos y ahora me ha traído otra "librería a la vuelta de la esquina", un libro de relatos en el que diez escritores narran y fantasean alrededor de una librería, "esa burbuja donde el tiempo transcurre con la fluidez aletargada y palpitante del papel de seda", con palabras de Desirée. Y ellos, como antaño mi amiga la librera, me han dado ideas para construirme una librería ideal, a la vuelta de mi esquina particular.

La imagino como una mezcla de todas ellas, con puerta verde, aldaba antigua y campanillas que suenan al abrirse o cerrarse. Como la de Mónica, el suelo y el techo son de madera y en lo alto, en el centro, hay una claraboya que permite ver las estrellas (o un cielo de tormenta). Mi librería ideal tiene dos pisos -al de arriba, por supuesto, se sube por una escalera de caracol de hierro forjado, "afiligranada con hermosas rosas y motivos vegetales"- y planta hexagonal. En cada uno de los lados de la planta baja, los escritores han preparado un rincón especial.

Está el Rincón de los Encuentros ¿Te imaginas tropezarte con tus autores preferidos, como hace Alejandro? ¿O con los personajes que has conocido en libros, vivitos y coleando como nos los trae Belén, mientras los invita a aceitunas? ¡Qué gustazo sería acercarnos a ese rincón y que, por ejemplo, Melville nos presentara a un tal capitán Ahab que nos empezara a hablar de una ballena blanca!

Hay un Rincón Policiaco: los libros de Wilkie Collins, Agatha Christie, Simenon. Conan Doyle, Dashiell Hammett, Ellis Peters, Poe, Raymond Chandler, ... llenan los estantes. Rebeca y Ana B. se mueven con soltura entre ellos, mientras tejen misterios y responden a las eternas preguntas: "¿Quién fue el asesino y por qué?".

Más allá, un espacio señala el Rincón Romántico, "letras, madera, cristal y piel". Allí están los poetas -Neruda, Keats, Emily Dickinson, Byron...- y las grandes historias de amor y desamor: "Ana Karenina", "Cumbres borrascosas", "Orgullo y prejuicio"... Entre ellas hay, colocados en pequeños jarrones, ramilletes de camelias de todos los colores, y en un panel se puede ver un tapiz antiguo con escenas galantes. Es el lugar perfecto para que Mónica y Desirée puedan soñar una historia de amor contrariado en la que una dama de blanco de cabellos largos cubiertos de flores o una novia fugitiva descalza busquen refugio.

En el Rincón de la Fantasía, hay puertas que solo se abren para todos las noches de luna llena; hay libreros inquietantes que te miran con ojos que esconden secretos; hay una dragona blanca de la suerte o entes-sombras con zapatos rojos ¡Hasta el mismísimo Satán puede acercarse hasta aquí a hacernos ofertas sorprendentes...! De todo ello, envueltos en la bruma de la irrealidad, se encargan Ana GD, Aránzazu y JAP.

Existe también aquí un sitio especial, al fondo a la izquierda, para una Librería de viejo. Es un cuarto estrecho, con sus torres de libros en precario equilibrio, su "olor a cedro y a caoba, a humedad y barniz, a libro viejo y a jazmín", su lenguaje de siglos... Javi y Alejandro sitúan en ella sus historias ¿Quién no ha intentado encontrar alguna vez un tesoro bibliográfico en esas cuevas de Aladino?

Y en el centro de esta librería inventada, peculiar, luminosa y acogedora, hay una mesa baja rodeada de sofás de pana granate, donde Mónica nos invita a todos a un té Earl Grey fuerte y aromático -con sus azucarillos y jarritas de leche- y a un delicioso bizcocho de limón...

Si la llave es la imaginación, estos diez escritores nos la ponen en la mano. Solo nos queda usarla, traspasar las puertas de la librería y dedicarnos a gozar. Leer es viajar lejos, dicen, pero a veces el placer está más cerca: a la vuelta de la esquina.


"La librería a la vuelta de la esquina" es un libro de relatos en el que, como apunta "Mientrasleo" en el Prólogo, "una librería ocupa por fin el lugar que le corresponde". Son once relatos de diez escritores, coordinados por Mónica Gutiérrez Artero. Estos son los escritores y sus cuentos, agrupados según los rincones de mi librería imaginada.

Rincón de los Encuentros
Belén Barroso: "La típica librería"
Alejandro Gamero: "Ítaca"

Rincón Policiaco:
Ana Bólox: "Un cadáver en la librería"
Rebeca C. Garin: "Nicte"

Rincón Romántico:
Mónica Gutiérrez Artero: "El té de los viernes en Moonlight Books"
Desirée Ruiz Pérez: "El sueño de Camelia"

Rincón de la Fantasía: 
Ana González Duque: "La desaparición del librero de la luna"
Aránzazu Mantilla: "Satán en una pequeña librería"
JAP Vidal: "La puerta"

Librería de viejo:
Javi de Ríos: "El colmado de papel"
Alejandro Gamero: "La maleta"

Si quieren entrar en esta deliciosa librería y descargar el libro en formato digital pueden hacerlo aquí. En papel aparecerá probablemente a finales de diciembre.

33 comentarios:

  1. ¡Ohhhh! ¿Qué voy a decir, querida Jane? Me encanta tu librería, es fantástica en todos los sentidos. Me parece le lugar perfecto para quedar una vez al mes y abrir actas de nuestro club de Tea&Sympathy, ¿a qué ya te lo imaginas? Muchas gracias por dejarte enredar de librería en librería y por ese cariño y respeto de profesora que siempre llevarás en los dedos cada vez que tomes entre las manos cualquier libro. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buena idea, Mónica! ¿Querrás creer que cuando vi al señor Livingstone, trajinando en tu relato con los platos, tacitas y azucarillos, ya nos vi a ti, a mí y a los demás sentados en los sofás granates, hablando sin parar de lo divino y lo humano? Eres fantástica para recrear ambientes y encender la imaginación. Mi enhorabuena por este libro tan encantador y variado. Estoy deseando que llegue en papel, que es como a mí me saben más los libros.
      Un besote grande.

      Eliminar
  2. Muy bonito relato de quien espera en un libro lo que ya late dentro. En los libros descubrimos almas gemelas contando lo que sentimos y que no siempre sabemos expresar. La eterna complicidad del lector y el que escribidor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si encima, Rafael, ellos te llevan por caminos que ni el escribidor ni el lector soñaron, entonces ese libro va a formar parte de los elegidos y lo leerás y releerás mil veces.

      Eliminar
  3. Realmente los lectores nos identificamos con los protagonistas de las obras y vivimos con ellos mil y una vida. Me ha encantado la descripción que has hecho de "La librería a la vuelta de la esquina " y te aseguro que me haré con un ejemplar en cuanto salga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó mucho. Al ser tan variada, habrá relatos que te gusten más o te gusten menos, según tus simpatías. Pero todos ellos tienen los ingredientes de los que se componen los libros; imaginación y cuidado del lenguaje. Así es como se anuncia:

      "Diez autores y once relatos rinden un espléndido homenaje a librerías, libreros, libros y lectores. Policíacas, misteriosas, románticas, fantásticas, realistas...historias extraordinarias con el protagonismo indiscutible de una librería siempre única, como la imaginación de quien la describe y la habita, de quien la dota de personajes y llena sus estantes de libros raros y maravillosos para que el lector se pasee entre sus prometedores estantes. Por estas páginas transitan encantadoras investigadoras, clásicos que cobran vida, libreros excéntricos, herencias librescas, detectives suspicaces, acertijos de siglos pasados, palabras mágicas que conjuran hechizos olvidados, James Joyce, Hemingway y una dragona y hasta el mismísimo señor de las tinieblas.

      Entra, lector, ponte cómodo y respira, sin prisas, el aroma de la literatura bajo el tenue polvo de sus estantes. Traspasa el umbral de estas librerías, eres más que bienvenido."

      Disfrútala cuando lo leas.

      Eliminar
    2. Jane me encanta como escribes y este relato me conmueve y sumerge en un tobogán de emociones: gracias. Me gusta leerte y que otros muchos puedan hacerlo, te recomiendo que entres en www.libripedia.com en el lateral en el apartado de medios de comunicación ingresas la dirección de tu blog, es una comunidad que entre redes sociales y su web de unas 40.000 personas... creo que debes de estar ahí.
      Gracias por contar. Abrazos

      Eliminar
    3. Gracias a ti, Cuentacuentos, por estar ahí y por tus recomendaciones. Esto de escribir todas las semanas desde hace 7 años ya se está convirtiendo en vicio :-D.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Carmen María Duque Hernández23 de noviembre de 2015, 11:21

    Gracias mi niña !!!!
    Mis queridos libros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo que a ti, Carmelita. En las mudanzas que he hecho no sé cómo, pero al final llego con más libros ¿De dónde salieron? ¡Y lo que me cuesta deshacerme de ellos...! Sé que hay que dejar sitio y que probablemente hay libros que jamás volveré a releer, pero ¿y si de repente me da un pronto y unas ganas irrefrenables de volver a tenerlo en las manos?
      Son amigos, maneras de vivir otras vidas y de ampliar horizontes. No podría prescindir de ellos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Por favor, resérvame un sitio en esa maravillosa librería, desde donde pueda escuchar todo lo que en ella comente tanta gente interesante. Encantador tu post, felicidades y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, Úrsula, y como te sumerjas en el Rincón de los Encuentros, cuando Alejandro Gamero nos trae hasta al mismísimo Joyce a punto de publicar el "Ulises", fliparías (como dicen nuestros nietos). Sí, basta entrar aquí, llenarte de curiosidad, escuchar a todo este grupo de excelentes escritores y disfrutar. Te reservo un sitio a mi lado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Una reseña realmente hermosa, Isabel. Me encanta el modo de retratar las historias, esa serie de rincones que has creado para cada tipo de encuentro con ellas. Como siempre, me da un tremendo gusto leerte... y, hoy, aún más ;-)

    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu relato, Zazou. Esa librería tan viva y tan temperamental, ese Satán tan humano, queriendo hablar de su libro como si fuera un Umbral cualquiera, el libro que presenta (que a mí también me gustaría leer), los personajes de Simone y Carlos... todo me ha gustado. Pero sobre todo el sentido del humor que destila. Me parece un relato fantástico (en los dos sentidos). Ah, y yo también me quedé defraudada cuando el señor Hades no desplegó unas alas enormes, plumosas y negras y toda su furia luciferina. Hubiera sido un buen golpe de efecto :-D
      Un beso, Zazou, y toda mi admiración.

      Eliminar
  7. Como siempre un relato brillante.Qué gusto leerte!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y qué gusto que me leas y estés ahí, Nélida!
      Y, aunque me parezca a Astérix como vendedora (en aquella aventura en que gritaba lo de "¡¡¡Compren, compren mis hermosos jabalíeeeees!"), en este librito es donde hay relatos brillantes de verdad. Lo bueno de que sea variado en temática y en forma es que seguro que alguno coincidirá con tus gustos.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  8. Querida Jane, cuando esta mañana leí tu post, no pude evitar acordarme de aquella frase que dice que no hay nada nuevo bajo el Sol... No me sorprendió, en absoluto, haber encontrado una gran coincidencia entre los rincones de tu librería, de la vuelta de la esquina, y los de mi casa o mi refugio, como a mí me gusta llamarlo. Hace más de 20 años que se me ocurrió convertir sus seis habitáculos en otros tantos rincones que van desde el "de las ideas hechas y por hacer", para mi taller de trabajo en busca de la inspiración, pasando por el "del yantar y el libar", para la cocina y la supervivencia diaria, hasta el "de la tertulia y la comunicación", para la sala de estar, cuando la compañía así los propicia.
    Me agradó la coincidencia, a pesar de que se haya dado 20 años después del bautizo de los míos, y más me ha agradado sentir el regusto especial conque debiste escribir esta hermosa entrada de hoy, llena de lirismo y emoción.
    Algo me dice que anduviste regodeándote al imaginar tu librería ideal, a la vuelta de tu esquina particular. Quizá, algo parecido debió ocurrirme a mí, cuando descubrí que en mi casa había seis rincones en los que podría recordar, charlar, idear, paladear y soñar, al mismo tiempo o por separado, pero todo bajo el mismo techo de un sencillo y acogedor refugio.
    Gracias, amiga, por haberme llevado a esos sugerentes rincones de tu librería y enhorabuena por la forma en que has sabido describirlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonita tu idea de crear rincones en tu casa! Estoy por hacer lo mismo y poner, por ejemplo, un "Rincón de las fritangas" para la cocina, otro de "El pensador" para el water, y un "Rincón abierto al mundo" para el cuarto de estudio. Creo que las personas ordenadas, como tú y como yo, tendemos a dividir la realidad en compartimentos agrupando vivencias, tal como yo he hecho con la librería.
      Gracias a ti por tu comentario, tan agudo y creativo como siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. ¡Qué bonito! Espero que te hayas sentido a gusto en mi rincón y en el de todos los demás. Estás convidada a unas aceitunas cuando quieras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué precioso relato has hecho, Loque, y qué homenaje tan genial a todos los lectores que, al leer, creamos mundos y vivimos otras vidas! Puse tu relato, "La típica librería", en el Rincón de los Encuentros, pero podría estar perfectamente en un Rincón de la Intriga y la Curiosidad que despiertan en nosotros los libros, o en un Rincón del Humor ¡Cómo me he reído! Ese empleado, que te mira más fijamente que fijamente, tan predispuesto a desvelar el Gran Secreto; esa Casa Guárrez, a punto de transformación; la rubia susurrante; las desventuras de Cathy (¡ay, mi Cathy!)... todos han contribuido para hacérmelo pasar pipa. Mil gracias.

      Y, por supuesto, que, cuando quieras, nos vemos para tomarnos unas aceitunitas

      Eliminar
  10. Magnífica reseña, Jane. Disfruté mucho con este libro de relatos. De hecho, me contagiaron y publiqué una reseña a base de cameos. Estaré pendiente de la apertura de tu librería. Sin duda, sería todo un lujazo el poder visitarla, aunque fuera virtualmente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he leído y me ha encantado, Francisco ¡Qué bien has hilvanado todas las historias! Hasta te deja con la intriga y todo. Más de una vez nos vamos a ver en estas librerías virtuales, ya lo verás.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Gracias por esa recomendación salida del horno. La verdad es que todos tenemos una librería que aunque no esté a la vuelta de la esquina, es nuestra preferida... El olor del papel, de las tapas nuevas, el aroma de la madera... y sobre todo ese señor o señora librera que con ojos cansados y encerrados en unas gafas nos abren la puerta tímidamente de cada título.
    Me apunto a tu sugerencia porque confío en tu crítica sin ninguna duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cande, te va a gustar, ya lo verás.
      Ayer precisamente estuve en "mi" librería de La Laguna y con mi librera favorita, Beatriz (también ex-alumna). No tiene ojos cansados porque es muy joven pero nadie como ella para pedirle consejo sobre un libro o comentar el último de Kate Morton, por ejemplo.
      No hay nada mejor para lectores empedernidos como nosotros que meterte en una librería y revolver. Lo he hecho hasta en el extranjero con libros en idiomas que no conozco y que nunca podré leer. Pero el placer de ver las portadas y la curiosidad en la punta de los dedos, son impagables.
      Un abrazo, Cande.

      Eliminar
  12. Desirée Ruiz Pérez25 de noviembre de 2015, 18:49

    ¡Muchas gracias por esta hermosa reseña! Me ha encantado, de veras. ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me ha gustado mucho, Desirée, un relato tan bello como este -"El sueño de Camelia"- con el que has contribuido a hacer más entrañable esa librería a la vuelta de la esquina. Me han gustado sus personajes, ese triángulo amoroso tan bien definido; la ambientación, tan romántica y acogedora; el misterio; la descripción de las escenas (la de otoño de 1979 cuando la dama de blanco lee el papel es sencillamente preciosa)... Todo contribuye a que el relato impresione y cautive. Podría ser perfectamente el inicio de una novela larga.
      Gracias por hacérmelo pasar tan bien Un abrazo.

      Eliminar
  13. Sé que no me he pasado a dejar un comentario, a pesar de lo que me ha gustado tu reseña. Pero es que date cuenta de que no ha habido noches de luna llena y la librería estaba cerrada al público.
    Me alegro de que te haya gustado el resto del libro. (Mi parte, como siempre, tuviste que sufrirla corrigiendo). Creo que no me equivoco al afirmar que es un trabajo preparado con mimo e ilusión. Por parte de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que anoche fue luna llena, o sea que no llegas muy tarde.
      Tu cuento, "La desaparición del librero de la luna", me gustó mucho (y ya sabes que si no fuera así también te lo diría). Me gustaron los variopintos personajes, el ambiente de distopía cercano al "Fahrenheit 451" de Bradbury, la complicidad entre lectores, la curiosidad de la protagonista con la que todos los lectores nos identificamos, el toque mágico que impregna todo, desde el título hasta el misterio de las noches de luna nueva...
      El mimo y la ilusión que han puesto todos en sus cuentos se nota. Ahora a esperar la edición en papel. Mi enhorabuena.

      Eliminar
  14. Isa, ayer me cogí en Amazon el libro de la librería. Me gustó mucho el post y me vino a la cabeza la esencia de las librerías que era La Prensa que estaba en la calle Castillo esquina Suárez Guerra. Allí había una cantidad enorme de libros.El librero que creo se llamaba Don Francisco sabía exactamente donde buscar cada título. Allí sí que se olía el libro. Hoy las librerías son muchas de ellas un lugar de paseo. Ves los libros, los ojeas, decides... y yo actualmente los dejo y los compro por Internet. Me da hasta pena, pero la economía de sitio y de precio cantan.

    ResponderEliminar
  15. Isa, ayer me cogí en Amazon el libro de la librería. Me gustó mucho el post y me vino a la cabeza la esencia de las librerías que era La Prensa que estaba en la calle Castillo esquina Suárez Guerra. allí había una cantidad enorme de libros.El librero que creo se llamaba Don Francisco sabía exactamente donde buscar cada título. Allí sí que se olía el libro. Hoy las librerías son muchas de ellas un lugar de paseo. Ves los libros, los ojeas, decides... y yo actualmente los dejo y los compro por Internet. Me da hasta pena, pero la economía de sitio y de precio cantan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la base, Carmen Delia, del cuento que escribe Ana, "La desaparición del librero de la luna": en un mundo futuro, no existen libros en papel ni librerías (ni, por supuesto, libreros). Así que también los autores de libros son una especie en extinción. El cuento va en la línea del "Fahrenheit 451" de Bradbury, que también vaticinaba la futura desaparición del libro.
      ¿Será verdad? ¿Habrá un tiempo en que no podamos leer en papel? ¿O que no queramos, como te pasa a ti? Sería un ahorro de espacio que mi marido (que siempre está protestando de que no hay habitación de mi casa en que no haya libros), agradecería. Y también de dinero, tienes razón.
      Pero qué pena...

      Eliminar
  16. Lo leí el otro día pero no comenté . Suena interesante, pero yo es que prefiero leer en papel, online solo leo desde que estoy en los blogs. Lo tendré en cuenta ahora que voy a España.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los autores querían sacarlo en papel para diciembre. A ver si pueden...
      Yo también prefiero en papel: tacto, olor, visión menos cansada... dónde va a parar. De hecho, aunque lo tengo online, lo compraré en cuanto salga. Anticuada que es una...
      Besos.

      Eliminar