lunes, 7 de diciembre de 2015

¡Yo también leí a Kant!


Kant se ha colado, con su humildad habitual y casi sin pretenderlo, en esta campaña electoral tan animada que estamos viviendo. Pablo Iglesias y Albert Rivera hace días lo mencionaron en un coloquio con estudiantes en la Universidad Carlos III, un poco trabucándose, la verdad. Pablo Iglesias recomendó encarecidamente que todos se pusiesen a leer como locos la "Ética de la razón pura", libro que no existe (es la "Crítica de la razón pura", la CRP, para abreviar), y Albert Rivera no dejó de considerarla un referente fundamental, aunque él no la había mirado ni por el forro.

Días más tarde, en una conversación con Pedro Piqueras, Pablo Iglesias se justificaba diciendo que solo conocía a cuatro personas en España que habían leído la "Crítica de la razón pura" y las citaba con sus nombres y apellidos. Para que no parezca que es un libro con tan poco tirón -¿solo cuatro?- y en aras de la verdad y la precisión debida en toda campaña electoral que se precie, me veo en el deber de informar de que ¡yo también me leí las 774 páginas de la CRP de Kant en la edición del año 65 que publicó la Editorial Losada! Y ya puestos, no solo yo, sino gran parte de mis compañeros de carrera, unos cuantos cientos en aquellos años. También es verdad que no lo hacíamos porque sea un libro tremendamente divertido ni porque pensásemos que tal vez nos fuese útil en una hipotética carrera presidencial, sino porque no nos quedaba más remedio, si queríamos aprobar la asignatura de "Crítica" de 5º curso que nos daba Don Sergio Rábade.

Pero ¿por qué Kant en una campaña electoral? Entiendo que hubieran sugerido "El príncipe" de Maquiavelo, recomendado hasta por el mismísimo Napoleón, pero ¿Kant? ¿Qué deberían todos aprender de aquel sabio y maniático profesor de Königsberg? La CRP es un libro difícil y mis colegas y yo hasta recurríamos a veces a dibujos para hacérselo entender a nuestros sufridos alumnos "¡Nooooooooo!", estoy escuchando a algunos de ellos que me leen "¿No irá a explicárnoslo otra vez, verdad?". Pues no mucho, pero algo sí, tres puntitos de nada, a ver si entendemos qué pinta Kant en un contexto en el que se está hablando de lo que los candidatos a presidente del país proponen.

1, La CRP es un libro que habla de conocer lo que nos rodea. Y sí, todos estamos de acuerdo en que lo mínimo que debe hacer un presidente es darse cuenta de en qué mundo vive, que muchas veces parece que no saben de la misa, la mitad..

2.También avisa de que el mundo que vemos depende sobre todo de la forma como lo vemos, de que la mente humana está preparada para captarlo según nuestros condicionantes. Para un marciano, un burro o una mosca, cuya mente es distinta, el mundo que captan también sería distinto. Esto, ya tú ves, podrá servirle a un presidente como excusa ante equivocaciones y meteduras de pata ¡Ah, se siente, estaba con la mente en plan burro y la realidad se me distorsionó!

3. Hay ideas metafísicas, como Dios o el alma, que no podremos conocer nunca por más que nos empeñemos, porque aunque tenemos capacidades para conocer, si no hay materia sobre las que aplicarlas, no hay nada que hacer ("Fue Kant un esquilador de las aves altaneras", dijo Machado). Oye, pues esto sería útil como argumento de autoridad a un presidente del gobierno que esté convencido de que la educación debe ser laica y que la religión es un asunto privado, para atreverse y decretar de una vez que ésta no sea materia de conocimiento en la enseñanza ¿Para qué tratar de conocer lo incognoscible?

Así que tal vez sí que les vendría bien leerse a Kant a los futuros candidatos a presidir un gobierno. Yo, como no pienso presentarme ni leerme otra vez la CRP, ese tocho de sabiduría, estoy pensando generosamente regalarla y contribuir así a esta campaña y a futuras presidencias.

¿Alguien quiere un ejemplar del año 65 de la "Crítica de la razón pura" de Kant, en buen estado aunque bastante subrayado?


49 comentarios:

  1. Carmen María Duque Hernández7 de diciembre de 2015, 10:39

    Gracias, inteligente primita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Carmelita, en leerse a Kant no hay nada de inteligencia. Necesidad pura y dura. Si te sirve de consuelo ahora no me pondría con Kant ni que me prometieran un puestillo en la administración ;-D
      Un beso, mi niña.

      Eliminar
  2. Enrique Davara Prats7 de diciembre de 2015, 10:40

    Lo que dijo Pablo Iglesias es una pedantería. Cuando jóvenes, en la época de pseudoprogres, muchos,casi todos, leimos a Kant, Kafka y compañía, solo para decir que lo habíamos leido, entre ellos, yo y era un fuerte coñazo. Claro, teníamos 18 años y la juventud era como el sarampión, que había que pasarlo una vez en la vida. Creo que el coletas todavía está pasando por esa época.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El entusiasmo es el pan diario de la juventud. El escepticismo, el vino diario de la vejez" (Pearl S. Buck) Creo, Enrique, que hay que ser comprensivos con los jóvenes, que creen haber descubierto por primera vez el mundo (y la pólvora) y están privados por hacerlo público. Es verdad que hay una época en la que se lee todo lo legible. Y con los años, uno gana el privilegio de seleccionar aquello más acorde con sus gustos y ganas. Por eso, ni me he apuntado en la jubilación a un club de lectura ni me he matriculado en ningún curso.
      Y entre nosotros, qué sarampión más bueno fue ese...

      Eliminar
    2. Enrique Davara Prats7 de diciembre de 2015, 23:18

      Pues aunque lo haya dicho mi admirada Pearl la de los vientos, el escepticismo era a los 20 años y después de 12 prejubilado y ahora jubilado es cuando tengo el entusiasmo en el cuerpo. Solo hago lo que realmente quiero y estoy en la mejor época de mi vida.Senderismo, zumba,salsa, dibujo, coro y sobretodo el Camino de Santiago que cruzo todos los años Europa, solo, por las montañas con una mochila...te aseguro que caminando desde Alemania, Bratislava o Suiza hasta Santiago tienes tiempo de filosofar todo lo que quieras...te estoy dando ideas...

      Eliminar
    3. Yo también pienso como tú. Aunque no llevo tanto jubilada (solo 7 años), pienso que esta es una época muy buena en mi vida. De hecho, el Blog de una jubilada es uno de los efectos de tener tiempo, ganas e ilusión por la vida. No he querido entrar en grupos o cursos porque no quiero tener horarios (ya no llevo reloj), pero sigo aprendiendo, viajando y leyendo. Creo que a esta edad, en la que nos sentimos activos y felices, se le llama ahora "gerontolescencia", nada de vejez o tercera edad.
      He visto fotos de tus Caminos de Santiago. Es una experiencia preciosa y te deseo que siga siendo así de filosófica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Uy, Jane, empiezas fuerte la semana ofreciéndonos Crítica de la razón pura, nada menos. Creo que el sr. Kant y yo no nos llevaríamos bien. Espero que le saquen mejor provecho los señores Iglesias y Rivera, la nueva savia de la política nacional. A ver si sacan algo de provecho con su lectura, aunque dudo que profundicen mucho en ella. Y ahora, en campaña electoral, menos todavía. Saludos y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, Francisco, es que más les valdría, si se animasen a leer a Kant (que lo dudo mucho) leer "La paz perpetua", de la que pueden sacar buenas ideas, o sus libros de Ética con su máxima de que actúes como si aquello que te lleva a actuar fuera una ley universal (o lo que es lo mismo, no hagas a los demás lo que no quieras para ti).
      Saludos y buena semana para ti también.

      Eliminar
  4. Pues yo misma! Jajaja. Yo no lo he leído pero mi marido sí y me lo menciona muchas veces. Estos dos políticos seguro que no lo han leído, vamos , el Iglesias ni de coña ,con perdón, vaya metedura de pata decir "Ética" en lugar de "Crítica", yo les diría aquello que dijo el rey de "¿Por qué no te callas??!!!". Muy buenos puntos has tenido en las explicaciones, Isabel.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Yo que soy de Ciencias (medicina hasta donde es ciencia) y de letras (derecho, la menor de las letras), no descarto ser un día de técnicas (sobra una ingeniería para mi?), no creo valer para ser de números (aunque el de Fibonacci me intriga) y menos ser de artes (si no se me cuentan las artes marciales) no he leído a Kant, supongo que por edad (si llegué latín, no a griego...) Quedará alguna neurona tras la siguiente reforma del sistema educativo? Un abrazo

      Eliminar
    2. Supongo, Celia (yo suelo ser bien pensada) que si Pablo Iglesias tiene la carrera de Derecho y la de Ciencias Políticas, más de una vez se habrá encontrado con Kant. Lo mismo le habrá pasado a Albert Rivera, que es licenciado en Derecho. Pero es verdad que muchas veces estudias las ideas de alguien y no lees sus libros, o sea, que es como si conocieras a una persona solo de oídas. Yo, más que mandarlos a callar, les diría que hablaran, pero solo de aquello que conocieran bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Ramón, no es obligatorio leer a Kant aunque todo el mundo debería saber que cambió el modo de pensar y que sin él, no habría habido Hegel, ni Marx, ni Nietzsche, ni ...
      De todas formas, creo que los humanos no nos dividimos en personas de letras ni de ciencias sino que somos seres muy complejos, que nos interesamos por temas muy diversos y a los que además nos gusta darle muchas vueltas a las cosas . Si alguna vez llegamos a un pacto por la educación, ese pacto debería contemplar ese hecho y conseguir darnos una educación completa (aunque no leamos a Kant ni conozcamos la sucesión de Fibonacci).
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Pompeyo Pérez Díaz7 de diciembre de 2015, 19:01

    Es que me temo que si cualquiera de los candidatos actuales tuviera que leer a Kant (o a Schopenhauer, o a quien sea) sufriría un accidente cerebrovascular ipso facto. Eso es lo que hay, y da mucha pena. Y como dice Isabel, qué bien les vendría leerlo (o leer, simplemente).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando Savater, en un artículo titulado "¡Al infierno con Dante!", Decía que "conocer bien a Homero, a Dante, a Shakespeare y también a Celine, nos refuerza contra el vendaval de las más peligrosas supersticiones, incluidas las de Homero, Dante, Shakespeare y Celine". Leer nos hace críticos, con los demás y con nosotros mismos.Y sí, tienes razón, hay mucha gente -sobre todo, entre los políticos- a la que le hace falta leer.

      Eliminar
  6. Puestos a poner y desbocadas las apuestas.., digo yo si la "Crítica de la razón práctica" les hubiera salido mejor a cuenta... Confieso algo conturbado que también veo algo de "Sálvame", por lo menos hasta el primer bloque de anuncios y/o hasta que la siesta se impone.., y sí.., lo confieso, nunca llegué a completar la lectura de "La Crítica"... Si vale para compensar, me leí todo Descartes, Spinoza, y Schopenhauer, autor por el que Nietzsche y yo sentimos una especial predilección... En cualquier caso, a los clásicos, incluyo a los grandes de la Filosofía, los catalogaría como lecturas recurrentes, cíclicas, regulares y periódicas... El Quijote de un tirón es como una indigestión interminable... Resulta muy difícil y poco constructivo apreciar con una lectura rápida, un texto denso, sobreargumentado y extenso, hay que leerlos a sorbitos durante toda la vida. Sin ir más lejos estoy actualmente con la "Fenomenología del espíritu" de Hegel.., le tengo a mano, sobre la mesa de noche.., y me la tiene muy ocupada, casi no me cabe la botella de agua y el smartphone en modo despertador... Un beso Isabel...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Tito, ¡tener en la mesa de noche la "Fenomenología del Espíritu"! Me has dejado estupefacta con tus ánimos ¡Yo, antes clarisa! Una vez me metí a hacer un trabajo para publicar sobre el "Prólogo" ¡el "Prólogo" solamente! y estuvimos todo un curso para entenderlo en profundidad. Y lo de Kant, en "Crítica" era necesario leérselo entero y dando gracias de que no nos obligaran a hacerlo en alemán... Le leí una vez a David Trueba que no nos engañemos, que si Kant resucitara el imperativo categórico no sería asunto del día, salvo que lo explicara algún modelo en pelotas. Los libros filosóficos son, como dices, para leerlos con calma y a ratos (y no cuando te vas a la cama), y sobre todo hay que leerlos por gusto y curiosidad. Así es cómo realmente saben.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Isa.., más Hegel y menos benzodiazepina (ansiolítico, relajante, sedante e hipnótico, relajante muscular)... ¿Porqué te crees que lo tengo en la mesa de noche?.., en trece o quince minutos estoy "marsopo" total...Un beso...

      Eliminar
    3. Ah, bueno, así se explica, me habías asustado... ;-D

      Eliminar
  7. Me pregunto sí Kant fue tan difícil para ti enseñarlo. Me encantaría saber como te las ingeniastes con Hegel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente no me fue difícil explicar a Kant ni tampoco a Hegel, Abraham. Tienes razón cuando hablas de buenos profesores. Yo los tuve en Bachillerato y luego en la Universidad tuve uno de los mejores, a Don Emilio Lledó. Cuando alguien te explica muy bien las ideas de un autor, estás preparado para leerlo y también para explicarlo, a pesar de que te doy la razón en la dificultad de Hegel (sobre todo a la hora de leerlo, como le dije a Tito). Pienso que, si en un profesor se lía mucho a la hora de explicar un concepto es que él no lo ha entendido todavía muy bien.
      Un abrazo, Abraham. Me encanta verte por aquí.

      Eliminar
  8. Lo ha leído mucha gente. Al menos todos los que hemos estudiado filosofía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, Merci. Fui coordinadora del CAP de Filosofía en La Laguna durante muchos años y sé que la Crítica de la Razón Pura no la han leído en la carrera muchas generaciones de estudiantes de filosofía. Es muy larga, muy difícil y, desde luego, no es una lectura entretenida para llevarse a la playa. Pero sí creo que la mayoría ha leído a Kant, sobre todo "La paz perpetua" o las obras de Ética, que pueden ser hasta motivo de interesantes debates. Pienso que es imposible -y un poco locura- leérselo todo de todos los autores filosóficos.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Te aseguro que dos de mis hijos lo han leido.

      Eliminar
    3. No lo dudo, Merci, ya digo en el post que no han sido cuatro, sino varios cientos. Pero si es verdad que en los años que coordiné el CAP de Filosofía, no se leía en la Facultad como libro obligatorio dentro del programa de curso.

      Eliminar
  9. ¿Ese chico no sabe contar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Margarita, eso mismo dije yo cuando lo oí: "¡Eh, que estás contando mal!". Pero, en honor a la verdad, Pablo Iglesias lo que dijo es que solo conocía a cuatro personas que hubieran leído la Crítica de la Razón Pura. O sea, que lo que le pasa es que no conoce sino a cuatro personas de filosofía o que les guste la filosofía hasta el punto de leer a Kant y eso sí que es una pena. A ver si le presentamos a más filósofos (o amantes de la filosofía).

      Eliminar
  10. Aprovecho tus reflexiones sobre Kant para reivindicar la enseñanza de la filosofía en las aulas. Un abrazo Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Sole, me he vuelto loca firmando todos los manifiestos en favor de la filosofía en la enseñanza. Todavía no me explico cómo a alguien se le ocurre quitar la Ética y la Historia de la Filosofía como materias necesarias. A no ser que se quiera borrar el pensamiento crítico y que se desee aquello de "al gobierno le gusta cuando callas porque estás como ausente". Uno de mis ex-alumnos, que trabajaba en una multinacional de informática en Londres, me dijo que le estaban dando clase de Filosofía porque se había demostrado que la Filosofía abría mentes y hacía pensar en soluciones diversas (mirar el mundo con ojos nuevos) ¡Y mira lo que hacemos nosotros! Espero que la cosa cambie, la verdad.
      Un abrazo, Sole.

      Eliminar
  11. Isabel E. Armas Pérez7 de diciembre de 2015, 20:15

    Fíjate si lo explica bien Abraham Miranda que entre Descartes y el mentado, elegí Kant para desarrollar en la selectividad. Isabel Duque como profesora una crack y ya no digo como persona porque se me acaban los calificativos. Besos miles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las buenas alumnas como tú, Isabel Elvira, lo hacen bien, elijan el autor que elijan.
      Tus palabras son de las que me hacen pensar que haber elegido esta profesión ha merecido la pena. Siempre me ha encantado enseñar y me siento una privilegiada por haber podido dedicarme a algo que me gustaba.
      Muchas gracias por ello, por hacerme gratas las clases, por recordarme con tanto cariño.
      Un montón de besos.

      Eliminar
  12. Hola Jane. Yo comencé a leer la Crítica de la Razón Pura en dos ocasiones y en distintas etapas de mi vida, y tengo que reconocer que no entendía nada. La sensación que tuve es la de que hay "cerebros" muy complicados o superiores(?) y que yo estaba preparado para tanto "saber", en fin, mi mente no llega a esas alturas intelectuales. Lo mismo me ocurrió con el Péndulo de Foucolt o con el Ulises... y llegué a la conclusión que soy un simple mortal que nunca llegaré a comprender a Kant o a Joyce o.... Pero seguiré leyendo a otros muchos que me hacen pensar, razonar y soñar. Un beso Jane. Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de empezar a leer la "Crítica de la razón pura" así, sin anestesia ni nada, tenía toda la pinta de acabar como el rosario de la aurora. Y nada de cerebros complicados o superiores. Ya le dije más arriba a Abraham que el hecho de que Lledó nos explicara Kant tan bien me facilitó una lectura que, de otro modo, hubiera sido chino. Yo también dejé "El péndulo de Foucault" en la página 50 y ahí está todavía. Y el "Ulises" ni lo empecé. Y a pesar de que Borges dijera aquello de que "si un libro les aburre, déjenlo. Llegará un día en que el autor sea digno de ustedes y ustedes serán dignos de ese autor", me da que esa dignidad no la alcanzaré con muchos autores. Cada vez me hago más selectiva y, si un libro no me hace disfrutar o, como dices, pensar, razonar o soñar, no pierdo el tiempo con él.
      Y, por cierto, tampoco sé nada de física nuclear ni de matemáticas puras ni de biología molecular ni de muchas cosas que ordenan nuestro mundo. A pesar de eso, creo que tengo un buen cerebro.
      Un beso, Juan.

      Eliminar
  13. Como yo no he leído a Kant, me ha venido muy bien tu explicación, gracias amiga, un abrazo y felicidades por tu post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, Ursulita, ni te lo tomes como una explicación de Kant, que hasta vergüenza me daría. Fíjate que, en aquellos lejanos tiempos en los que daba clase, tardábamos un mes en explicarlo y eso sin leer sino muy pocos fragmentos de sus obras. Nada, nada, igual que yo me he pasado la vida sin saber lo que es un logaritmo neperiano, tú puedes tranquilamente prescindir de Kant y su "Crítica de la razón pura".
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  14. Gustarme, no, Isa. Encantarme y entusiasmarme.
    Muy buena, adecuada y actualísima. Será porque la Filosofía también me entusiasma y, si de verdad, regalas la CRP, cédemela a mí, que tengo interés en leerla.
    Bravo por ti, profe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Chari, por ponerte una frase tomada al azar del Libro 2º, "Doctrina trascendental del Juicio": "Los principios del entendimiento puro, ya sean a priori constitutivos (como los matemáticos), ya meramente regulativos (como los dinámicos), no contienen, por decirlo así, más que el puro esquema de la experiencia posible, pues ésta toma su unidad solo de la unidad sintética que el entendimiento proporciona originariamente y de por sí a la síntesis de la imaginación en relación con la apreciación." No me digas tú que no es muchísimo más entretenido y placentero otro texto como :"Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía, había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo".
      Te lo cedo, te lo cedo, pero el que avisa no es traidor...
      Gracias y un beso.

      Eliminar
  15. Mi profesor de filosofía de preu ( allá en los años del rock) sólo nos habló de kant !!! Todo el curso !!! No dimos ningún filósofo más sino kant y kant y kant . Pues bien , después de 40 años , no me acuerdo de nada de kant !! Si el profe se entera , le da un patatús !!! . Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya sé quién fue ese profe, uno que había hecho la tesina sobre Kant ¡Y qué disparate más gordo es ese, yo no solo lo olvidaría sino que además lo odiaría! Eso pasa porque el profe no pensó en el alumno sino en impartir su sabiduría y quedar como el gran especialista. Lo siento por ti, Chari. Al que le daría un patatús si hubiera la posibilidad de que llegara a enterarse sería al propio Kant, que tenía un saber enciclopédico y una gran curiosidad por todo.
      Un día de estos nos vemos y te hablo un poquito de Kant para que refresques recuerdos ;-D

      Eliminar
  16. Pues yo confieso no haberlo leído... pero sí me suena entre los pensadores más famosos: Qué valentía citar su obra(mal citado el título, por cierto) que tan extensa parece, pudiéndose escapar esos principios que tú, Isa, has subrayado y que darían para varios debates sobre sus programas electorales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después del lío que se montó, parece que hay que leer a Kant sí o sí ¿Y sabes qué, Cande? Yo me conformaría con que leyeran sin más. Los libros te abren puertas y te llevan lejos. Después, mucho después, vendrían los debates.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. ¡Hola Jane! Me ha encantado reencontrarme aquí con Kant. Yo también lo leí en su momento y me fascinó su manera de sintetizar racionalismo y empirismo, lo que parecía imposible (¿podrán aprender algo de esto los políticos?)
    A mi, como a ti, me la explicó D. Emilio LLedó y aún conservo los apuntes. Aún así, encontraba difícil explicarla. Se corría el riesgo de simplificar demasiado y de que fuera mal entendida, porque abstracta si que es...
    Puestos a leer a Kant, Iglesias podría haber recomendado "La Paz Perpetua" ¿no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo creo mejor, de hecho, si miras los comentarios, nombro a "La paz perpetua" en dos, el de Francisco y el de Merci. Es un libro mucho más apropiado (y más ligerito de hojas) en el contexto de una campaña política. Por lo menos es una propuesta para que ningún país vaya a la guerra, y como tal propuesta merece ser conocida y debatida.
      Yo también tengo los apuntes de Don Emilio. Y para simplificación, la que he hecho en este post. Si se levantara Kant de su tumba, no sabría dónde meterme yo :-D.
      Un abrazo, Arista, y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  18. Te confieso, estimada Jane, que tengo en mi poder el bendito libro, pero.....como en un principio mis amigos no me dieron buenas referencias no me atreví a abrirlo en ese momento y ahora menos. Prefiero quedarme con mi "exceso de ignorancia" tal como dijo el excelso Cantinflas. Un abrazo y a cuidarse, pues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas noches, mi querido Agroteide. Quería saber de ti y felicitarte por el (previsible) nuevo rumbo de tu país. Así que ahí van todos mis parabienes y mis deseos de que la cosa siga por donde tiene que seguir.
      Libros de esos que no he abierto nunca tengo unos cuantos y estoy pensando que cojan ellos también un nuevo rumbo. Me han dicho que en la Casa de la Cultura en Santa Cruz los dejas en una mesa y desaparecen enseguida. Siempre hay un lector para un determinado libro. Mira a ver si por esos lares existe algo parecido y ¡que agarren puerta!
      Un abrazo y que todo vaya bien. Y, por supuesto, a cuidarse.

      Eliminar
  19. Visitaba un blog amigo, y vi el nombre del tuyo, y me hizo gracia pq tengo otro blog amigo que se llama igual en masculino, y me dio curiosidad fijate tú..
    Me quedé de seguidora ya que me ha gustado.
    Espero que no te importe.
    Buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que estés por aquí, Inma. Y si te traes a mi colega jubilado, mejor. Les invitaría a un café (virtual, eso sí) y hablaríamos un rato de lo divino y lo humano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. ¿Llego tarde para pedir el "Kant Subrayado"? Jajajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tu disposición, Morri ¿Lo quieres para recordar aquella clase de filosofía lejana y darle por las narices al profe?
      Un abrazo y felices fiestas.

      Eliminar
    2. Por supuesto, y porque tengo curiosidad, claro :P
      Un abrazo! Feliz Navidad ^^

      Eliminar