lunes, 21 de enero de 2013

Joé, qué cachondeo




He estado esta semana en Gerona, en Lloret de Mar, aprobando una asignatura que toda jubilada que se precie debe hacer al menos una vez: viajar con el Imserso.

Sobre el tema me habían llegado opiniones encontradas. Por un lado, mi amiga Loque me animaba a ello, contándome que el padre de otra amiga, cada vez que llegaba de uno de esos viajes y le preguntaban cómo lo había pasado, siempre contestaba: “¡Joé, qué cachondeo!”. Por otro, mi amiga Ángeles opinaba que ese tipo de viajes debería desaparecer porque en tiempos de crisis hay otras necesidades más urgentes que la de viajar.

Así que allá que me fui en plan investigación y, después de 7 días conociendo el percal,  llegué a la conclusión de que, independientemente del hecho de que estos viajes de jubilados animan un montón el sector hotelero que, sin ellos, en pleno invierno estaría más muerto que un bacalao congelado, también salir de casa es una necesidad y una de esas ventajas conquistadas cuando se empezó a soñar con un Estado de bienestar.

Los viajes del Imserso hacen posible que personas como mi abuela –que nunca salió de Canarias- lo hagan ahora y puedan gozar, como yo lo he hecho en este viajito, de ver (no de imaginar) “el Ampurdán fecundo donde el payés es raza, donde el Mediterráneo es un color en calma”, que cantaba Aute; que puedan probar un arroz marinero a la cazuela en Palamós, frente al mar, o unos calçots en un pueblito del Montseny; que suban hasta la Abadía de Sant Pere de Rodes e imaginen la vida solitaria, fría y peligrosa que vivieron hace siglos los benedictinos que la habitaban; que respiren el aire limpio de los pueblitos pirenaicos; o que se emocionen ante los versos de Machado en su tumba de Colliure…

Hacen posible que las personas que no amen tanto el ajetreo de ir para allá y para acá, se paseen por Lloret, un pueblito cuya playa custodian miles de gaviotas. O se dediquen en el Hotel, con un entusiasmo envidiable, a un tabla de actividades programadas (que ni que fuera una licenciatura), que yo particularmente sería incapaz de seguir: cinquillo, taichi, manualidades, flamenco, ¿¡wingo!?... Y, después de la cena, a tomar una copa, a jugar a las cartas o a hablar con gentes de todos sitios. Y, en la sala de al lado, hala, a bailar el coyote,  Paquito el Chocolatero o un tango. Como me dijo una señora viuda que viaja sola: “Ay, hija, yo el baile no me lo pierdo por nada del mundo. Date cuenta de que yo no tengo quien me caliente los pies por las noches”.

Hacen posible que amas de casa cansadas de trajinar puedan pasar unos días al año a mesa y mantel (por 18 euros diarios los de Canarias) sin preocuparse de la compra ni de la casa ni de qué demonios voy a hacer de comer para mañana.

Y hacen posible, en fin, que hombres y mujeres, que han trabajado toda la vida, puedan permitirse estos días de relax y, después, llegar a sus casas y decir a familia y amigos: “¡Joé, qué cachondeo!”.



46 comentarios:

  1. Hola, yo soy la tal "Loque" del cachondeo, y como tal declaro que este post es de interés turístico, como mínimo.

    Me ha gustado mucho, Jane, me has hecho sonreír en un día muy difícil, y me has recordado que también hay cosas buenas y pequeños placeres (o grandes, vete tú a saber) que también tenemos derecho a disfrutar, aunque sea después de 49 años de duro trabajo (que va a ser cuando me jubile yo).

    Si queda aún algún resto del Estado del Bienestar, claro.

    ResponderEliminar
  2. isa, creo que a ana mato ya no le quedan jamones para repartir, si le quedara alguno olvidado en algún despacho, no dudes de que te lo enviará.

    bueno, tu experiencia nos recuerda que no todo son llamas en el infierno, también hay zonas confortables allí. aprovechemos pues los rescoldos...

    no olvides contarnos qué, cuánto y cómo se comía por aquellos lares: un mal yantar puede con el mejor viajar.

    besos, jefa.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Loque, yo a ti te agradezco, aparte del título del post y de la anécdota del padre de tu amiga, las muchas veces que me has hecho sonreír y reír a carcajadas. Creo que eso, la risa, es lo que nos salva en los momentos grises y repara lo que no hace el llanto. Y créeme, en estos viajes hay muchos motivos para la risa, empezando por el buen humor que tienen todos. Lo único malo es que los que estamos allí pasamos de los 60, eso sí. Así que anímate, que por lo menos las nieves del tiempo no platean tu sien. Y sigamos defendiendo que ese Bienestar es lo que nos merecemos.

    ResponderEliminar
  4. Hestia, pero ¿todavía se reparten jamones?
    Para hablarte de zonas confortables, te diré que comimos de miedo, sobre todo porque nos dedicamos a descubrir sitios perdidos, como una casa de comidas en Vilajuiga, donde comimos anchoas de La Escala, judías con butifarra y una carne en salsa con setas que cada vez que la rememoro se me nublan los ojos de nostalgia y romanticismo. No hay nada como salir por esos mundos para adquirir cultura...
    Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  5. Llevo 15 años intentándolo pero ahora me lo han ofrecido y parece que en mayo me toca Málaga

    ResponderEliminar
  6. Carmen, ya verás que lo pasas muy bien, porque una cosa buena que tienen estos viajes es que lo puedes hacer a tu estilo. Si te gusta ir en grupo, hay excursiones a sitios preciosos y a buen precio; si te gusta ir a tu bola, lo haces. Y además, Málaga en mayo no es lo mismo que Gerona en enero. A disfrutar.

    ResponderEliminar
  7. Viajar siempre es gratificante o por lo menos a las noveleras como yo siempre nos lo parece.Distinta luz,color,acento y hasta olores diferentes.El Mar aunque uno, siempre es distinto,según donde lo veas. Contemplar otros "mundos" siempre clarifica el nuestro.Isabel Viajar es maravilloso!!!.Firma una novelera sin arrepentimiento.

    ResponderEliminar
  8. América, de novelera a novelera, a pesar de lo poco que me gusta un avión, un viajito es una gozada. Recuerdo a mi madre (otra novelera) que me dijo poco antes de morir: "Seguramente no voy a viajar más pero ¿y lo que me he divertido haciéndolo?" Las experiencias no hay quien nos las quite. Y , desde luego, que nos ensancha el alma y la mirada.

    ResponderEliminar
  9. yo no he podido probarlos aun, espero hacerlo antes de que terminen.

    ResponderEliminar
  10. Marta, espero que no terminen. Ya hablaban este año de recortarlos, pero parece que no. Creo que cumplen una función importante, incluso desde el punto de vista económico.
    Igual nos encontramos en uno, después de tanto tiempo de no vernos. En este me encontré a una antigua compañera a la que no veía desde el año 80. A ver si es así.

    ResponderEliminar
  11. Pues querida Jane, comparto contigo desde el primero al último párrafo! Los "viajitos" del Imserso han dado bienestar a muchas personas que por dificultades económicas no hubieran podido viajar por esos lares..., amén del movimiento y negocio que dan a los hoteles, negocio a los transportes y...trabajo a la gente, en épocas invernales, lo que se hace incluso más necesario ahora, en tiempo de crisis! Ya he aprovechado algunos..y precisamente el próximo que hago es a Lloret de Mar.
    Estos viajes no tienen nada de desperdicio. Si no te apetece el bullicio, pues te alquilas un cochecito y organizas tus rutas como te plazca...Los hoteles de 3 y 4 estrellas suelen ser muy confortables...con un servicio aceptable, comida abundante y como siempre, es la actitud que adoptas la que hace que disfrutes en mayor o menor medida de la convivencia con la "marabunta" de congéneres procedentes de las distintas localidades. Yo siempre he conocido a alguien interesante en cada viaje.., así que animo a los jubilados que no se hayan apuntado, a que prueben!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La verdad, Mayuye, es que yo es la primera vez que voy con el Imserso, aunque este año estoy en reserva para ir a Mallorca. Una señora de este último viaje, que viaja sola, me dijo que ella cada año va a cinco sitios. Yo creo que allí nadie se aburre, por lo que dices. Se suele ir con ganas de pasarlo bien (el "joé, qué cachondeo"), uno se organiza como le apetece, los sitios suelen estar bien y siempre conoces sitios, rincones, sabores, personas nuevas. Una señora de Las Palmas me decía el último día: "Se nos acabó lo bueno".
    Besos y a pasarlo bien en la próxima visita. Si quieres, te paso sitios buenos para comer.

    ResponderEliminar
  13. A todos los que te leemos nos ha venido bien tu viaje. ¡Qué viva el Imserso!. Creo que este año ya puedo apuntarme. A ver si no se me pasa el plazo. ¿Puedo compartirlo?. Tengo amigos pendientes de poder optar a una plaza y seguro que si leen tu relato, se apuntan.

    ResponderEliminar
  14. Por supuesto que puedes compartirlo, Macu. Y hay que apuntarse porque no se sabe si a esta gente les va a dar por hacernos lo mismo que con la paga extra de los funcionarios. Son pequeños logros conseguidos que hacen más placentera la vida de la gente. Y, por lo que se ve, el placer no es moneda de cambio. Así que a disfrutar mientras podamos y a ver si coincidimos en algún viajito ¡Que viva el Imserso!

    ResponderEliminar
  15. A mi todavía me espera...una procesión muy larga. Cachis!!!

    ResponderEliminar
  16. Es la ventaja de ser joven, América, no se puede tener todo a la vez.

    ResponderEliminar
  17. Pues que espabilen estos gobiernos que sufrimos por que yo me apunto hasta con tacataca,jajajaaj

    ResponderEliminar
  18. En este viaje había gente, si no con tacataca, bastante perjudicada. Pero les daba igual y se apuntaban a un bombardeo con el bastón a rastras. Lo que importa es el ánimo que se tenga. Y que no falte.

    ResponderEliminar
  19. Es una experiencia que alguna vez si se puede por qué no probar.
    Bienvenidos a la maravillosa rutina del estar en casa,en ocasiones reconforta salir para que a la vuelta nos demos cuenta lo bien que se está en casa.

    ResponderEliminar
  20. Pues sí, Araceli, es una de las cosas buenas de todo viaje, decir eso de "Ah, mi casita; ah, mi cama, ah, mi silencio". Hasta en "El Señor de los anillos", que es un viaje larguísimo, recuerdo un poema en que habla del agua caliente cayendo por la espalda cuando vuelves a tu casa. No hay nada como eso.

    ResponderEliminar
  21. Mis suegros acaban de regresar de su también primera experiencia con el INSERSO. Él está encantado y ella más joven al lado de tanto vejestorio. ¿Quieren repetir? A ver si hay suerte y la pierden con las maletas en Barajas. jajajaja.

    ResponderEliminar
  22. Yo también pensaba, Guillermo, que sería un viaje de vejestorios. Y, aunque alguna guía nos trataba como si lo fuésemos (cosa que nos resultaba bastante chocante)al final te das cuenta de que todos éramos vejestorios (o jóvenes). Todo es cuestión de perspectiva.

    ResponderEliminar
  23. !Ay Jane...!!!Tu por LLoret de Mar y yo por Cuenca....
    "!Joé, qué cachondeo!".....pero qué frío en esas tierras manchegas. Mis hijos disfrutando de la playa y la península inmersa en un manto helado, pero pasándolo relajada y pensando en el próximo viaje.....Saludos.Tal vez un viaje de estos sea motivo para encontrarnos y charlar un poco.

    ResponderEliminar
  24. Luisa, mis hijos y sobrinos no hacen sino decir que lo de ser viejitos es un chollo. Nosotros también encontramos frío pero no hay nada que no se arregle con un buen abrigo y un par de vasitos de vino.
    En marzo tenemos otro a Mallorca. Y sí, a ver si coincidimos y nos pegamos una buena parrafada. Me apetece conocerte después de 4 años de amistad virtual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Jane.Y, que diablos es eso del Imserso?. Perra envidia; y, después se quejan de la crisis. Aquí los jubilados nos las arreglamos como podemos. Esta semana me voy a la isla de Margarita con la dueña de la quincena y otras cosas, gracias a un préstamo otorgado por la Caja de Ahorro de la Institución donde laboré durante 34 años, parte a tiempo convencional y los últimos 5 a dedicación exclusiva, única manera de lograr una jubilación decente. Por estos lados las cosas están que arde,a cuidarse pues.
    P.D. Imserso será: Ingenuos merecen ser socorridos o Instituto para el mejoramiento de los Servicios Sociales?.

    ResponderEliminar
  26. Ja, ja, Agroteide, muy buena tu interpretación de lo que es el Imserso. Realmente es el Instituto de Mayores y Servicios Sociales. Es un organismo del gobierno que gestiona los programas y prestaciones para ayudar a las personas viejitas como nosotros y en situaciones de dependencia. Aquí hablamos de eso porque del Imserso depende también el programa de vacaciones para mayores: viajes baratísimos (nos costó 142 euros el viaje, hotel de 4 estrellas y comidas incluidas) desde octubre a mayo por península e islas (en marzo vamos a Mallorca). Está muy bien porque, como ves, hay actividades y excursiones, y también servicios médicos por si nos da un jamacuco. Ahora con la crisis quieren recortarlo, como a tantas otras cosas, pero esperemos que no.
    Ya aquí nos vamos enterando de la situación venezolana. Cuídate y pásalo estupendo en la isla Margarita. Tuve unos tíos que vivieron allí y creo que es preciosa.

    ResponderEliminar
  27. Que gran gusto ah sido visitarte, aquí nos veremos seguido

    ResponderEliminar
  28. Imserso y sus viajes deben desaparecer ya esta bien viejos viajen gratis por ahí con hoteles gratis .y mayoría ellos analfabetos.

    ResponderEliminar
  29. Si fuera yo gobierno quitaba esos viajes imserso ya esta bien tanto viajes gratis con la de parados que hay .mis abuelos nunca tuvieron esos privilegios como ancianos ahora que están por ahí siempre gratis viajando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había visto estos 2 comentarios de 2015 y la verdad es que sé que hay gente que piensa así. Los 2 comentarios tienen varios errores.
      Primero, no son viajes gratis, aunque sí muy baratos. De todas formas es temporada baja y he encontrado a veces por mi cuenta pasajes muy baratos en esta época.
      Segundo, es evidente que la mayoría de los viajeros del Imserso no son analfabetos y no sé de dónde el anónimo comentarista pudo haber sacado semejante disparate. Y, aunque lo fueran ¿qué? ¿O es que un analfabeto no puede viajar?
      Tercero, quitarlos dejaría sin trabajo a un sector importante del sector hotelero y turístico en general, que ha resucitado en invierno gracias a estos viajes. Habría todavía más paro.
      Cuarto, tampoco mis abuelos tuvieron esos privilegios ¿Es razón esa para quitárselos a los abuelos de ahora y a los del futuro?
      Y quinta, cuando uno defiende una opinión, además de redactarla correctamente, no debe escudarse tras un "anónimo".

      Eliminar
  30. Gracias por compartirlo, es una de mis asignaturas pendientes y... acabo de tomar apuntes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de esa primera vez de hace 4 años, he ido a 4 o 5 más viajes y todos han sido estupendos, incluyendo el de la última semana a la provincia de Cádiz. Incluso hay viajes entre las islas. Así que anímate. Todo viajito es una fuente de sorpresas.

      Eliminar
    2. Lo sé, me encanta viajar aunque ahora lo haga poco, a ver si el próximo año puedo probar. Besitos.

      Eliminar
  31. Maria C. González González27 de enero de 2017, 13:26

    Estupendo tu post y coincido en tus opiniones sobre estos viajes...deseando jubilarse ya..para compartir esas bellas experiencias.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Yo tardé 4 años desde que me jubilé en decidirme, pero después cada viaje ha sido un tesoro de experiencias. Hay de costas e islas, de naturaleza y culturales. A mí me gustan más estos últimos porque son más cortos y no tenemos que alquilar coche (te llevan a todos lados), pero los de costas (como el de Lloret o el de Mallorca) también son estupendos porque los puedes organizar por tu cuenta y apuntarte si quieres a alguna excursión compartida.
      Lo malo es que cada vez los están reduciendo más y quitando algunas cosas imprescindibles. Por ejemplo, en el de Granada de este año no estaba incluida la visita a la Alhambra ¿Te imaginas un viaje cultural a Granada sin la Alhambra? En cambio hace 2 años, cuando yo fui, sí lo estuvo.
      Espero que no sigan recortando para cuando te toque. Ya verás que lo pasas bien.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Maria C. González González27 de enero de 2017, 15:48

      Gracias...por mucho que viajes a Granada..la Alhambra y las Alpujarras son sitios donde hay q regresar y percibir con otros sentidos más profundos...ya me queda menos...

      Eliminar
    3. Es verdad. Yo soy mucho de revisitar (igual que de releer). Cada vez encuentras algo nuevo y muchos lugares los haces tuyos de tanto conocerlos. Granada es uno de esos lugares impactantes y entrañables.
      Ya me contarás.

      Eliminar
  32. Blanca Martín Torres27 de enero de 2017, 15:53

    Seguro que Gerona y sus alrededores te encantaron. Yo lo hice hace un año y me pareció un viaje muy interesante. Gerona capital, los pueblos del Bajo Ampurdán, un encanto y su costa totalmente diferente a la nuestra. Vale la pena el Imserso y a fin de cuentas favorecemos la ocupación hotelera. Un beso Isabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue estupendo, con incursión a Francia incluida. Claro que vale la pena. En el de Reus el año pasado había mucha gente que no había salido nunca de Tenerife. A ver si nos encontramos en alguno de esos viajitos.
      Un beso.

      Eliminar
  33. Carmen Paz Gutiérrez Arienza27 de enero de 2017, 16:16

    Yo he hecho tres, en todos me ha ido genial, imposible viajar más barato.
    Luego hacíamos la vida por nuestra cuenta.
    Precisamente el último fué a Lloret, me gustó mucho todos eso pueblitos del interior.
    Para mí ha sido en los tres una experiencia positiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que hasta en casa gastas más.
      Yo he hecho 5, creo, y de ninguno tengo queja tampoco. Buenos hoteles, buena organización y, sobre todo, en el de este mes, guías excelentes. En los dos que no fueron culturales (Lloret y Mallorca) también íbamos por nuestra cuenta alquilando un coche.
      A ver si amplían las ofertas y no es tan difícil conseguir plazas en el futuro.

      Eliminar
    2. Carmen Paz Gutiérrez Arienza29 de enero de 2017, 21:54

      Yo también hice Mallorca y Torremolimos, cada uno tuvo su encanto y conoces todos los alrededores, el trato exquisito y en general todo muy bien, es importante para la industria mantener los hoteles abiertos.
      Yo procuro pasármelo bien en todo momento.

      Eliminar
    3. Ya ves, Esa zona de Torremolinos no la conozco nada. A ver si algún año cae.
      Eso de pasárselo bien en todo momento es una buena filosofía de la vida.

      Eliminar
  34. Imserso (vía Twitter)31 de enero de 2017, 16:04

    Muchas gracias por la simpática entrada de su blog. Esperamos que siga disfrutando de nuestros viajes como la primera vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hago, lo hago. He escrito un post de cada uno de los 5 viajes hechos hasta ahora en 4 años. En todos defiendo el disfrute vivido. Gracias.

      Eliminar