lunes, 16 de julio de 2018

Hoy es siempre todavía




En aquellos lejanos tiempos de 1º de Filosofía, nuestro profesor Don Emilio Lledó de vez en cuando nos dejaba caer alguna perla para que la probáramos, la saboreáramos y nos la tragáramos. Esta frase de Antonio Machado -"Hoy es siempre todavía" que continuaba con "Toda la vida es ahora"- fue una de ellas y recuerdo como, tan jóvenes (yo tenía 17 años), la analizábamos palabra por palabra -ese hoy, ese siempre, ese todavía... palabras llenas de tiempo-, entendiéndola y haciéndola nuestra para que nos acompañara toda la vida. Es una versión moderna del "carpe diem" clásico, un vivir asumiendo que somos producto del pasado, que nos ha hecho, y del futuro, que nos proyecta, y que el ahora es también nuestro siempre. Estamos aquí y estamos vivos.

La frase se me ha presentado en muchos momentos en los que hay un reto al que la vida te enfrenta y una se para a reflexionar sobre qué demonios hacemos aquí. Y esta semana la recordé cuando conocí a Pilar.

Uno de los regalos del verano (no todo va a ser hacer mermeladas y tumbarnos bajo el sol) es también recibir visitas de quienes, aprovechando las vacaciones, se dejan caer por las islas. Pilar es -o era- una amiga virtual a la que desde hace tiempo seguía como "Mamá en Apuros" en su blog y que por fin se ha convertido en una amiga real. Hemos pasado un día estupendo con ella, su marido y su preciosa hija ("MiniP"), hemos comido junto al mar y no hemos parado de hablar, de viajes, de libros, de nuestras vidas... Y muy poco en realidad del hecho de que hace un año le diagnosticaron  a ella, con 38 años, un cáncer de cuello de útero. Y, sin embargo, fue importante porque en ese periodo Pilar mostró a todos el "hoy es siempre todavía", viviendo cada día intensamente con lo bueno y con lo malo y plasmándolo todo después en un libro, "Mamá en apuros contra el cáncer", en el que nos cuenta su experiencia "porque quizá a alguien que está empezando el camino que yo ya he recorrido le pueda ayudar".

El libro me lo he leído en un pispás de tan ameno que es. Es la historia de una lucha contada con humor, empezando por el nombre dado al tumor (Lo llama Voldemort, "El-que-no-debe-ser-nombrado", el malo de las historias de Harry Potter al que hay que vencer con todas las armas. El capítulo "La primera batalla", en la que la soldado 835697 grita "¡Muere, Voldemort!", es de antología), y terminando por la euforia contagiosa cuando cuenta su primera carrera de 10 minutos después del tratamiento: un minuto corriendo, cuatro caminando, y los otros seis alternando, "controlando que no me emocionara demasiado y fuera a irme de madre con la velocidad. Que me conozco, me caliento, me flipo, y en dos segundos estoy emulando a Usain Bolt". La entiendo porque he sentido lo mismo, esa alegría inmensa que nos llena al superar un problema, como la primera vez que conduje sola y estuve cantando a grito pelado por esa carretera abajo todo el trayecto.

Pero lo importante , más allá de las anécdotas, está en la actitud de Pilar. Aunque confiesa que tiene un punto dramático cual heroína de Jane Austen, cada día que cuenta es sencillo como la vida. Puede haber llanto, risas, susto, nervios, alegría, empatía con el otro, debilidad, valentía, reflexión, esperanza. En cada día hay un siempre. "Vivir es renacer a cada rato. La vida se compone de ciclos que vamos cerrando para abrir ciclos nuevos", dice. Inmediatamente después añade -siempre el humor-: "Que no cunda el pánico. no me he vuelto una escritora de autoayuda, no soy Paulo Coelho ni nada por el estilo". Y tiene razón, no da lecciones de nada. Solo muestra cómo se aprende a vivir.

Hoy es siempre todavía...

PD: El libro "Mamá en apuros frente al cáncer" de Pilar G. Cortés se puede comprar en Amazon aquí y todos los beneficios de él van destinados a la AECC, la Asociación Española contra el Cáncer. Animo a todos a comprarlo: no solo pasas un buen rato leyéndolo sino también ayudas en la lucha contra esta enfermedad.
El diseño de la cubierta es de Carmen Lunnely.

(A Pilar y a su maravillosa familia)



20 comentarios:

  1. Muchisimas gracias Isabel,un gran regalo haberos conocido a ti y a tu marido este verano.Nos vemos en Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros somos los que tendríamos que darles las gracias por un día tan agradable. Serán bienvenidos todas las veces que tengan a bien volver.
      Y por supuesto que nos veremos en Madrid, que para mí es como mi segunda patria. Allí tengo todos los recuerdos de juventud y cada vez que voy peco (churros, cordero, cocidito madrileño...)

      Eliminar
  2. Carmen Paz Gutiérrez Arienza16 de julio de 2018, 16:37

    Bonito tu relato de hoy Isabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen Paz. Parece mentira lo que los recuerdos perduran. Esa frase de don Emilio se nos grabó a muchos de sus alumnos y nos hizo valorar una actitud determinada ante la vida. Y muchas de las personas que he conocido después -como Pilar- también la tienen. Lo que es bonito es que haya gente así.
      Un beso y feliz, feliz en tu día...

      Eliminar
    2. Carmen Paz Gutiérrez Arienza16 de julio de 2018, 20:01

      Muchas gracias, Isabel.
      Por gente así es más bonita la vida, por ese esfuerzo y alegría de tomar las cosas, intentaré conseguir el libro.

      Eliminar
    3. Gente así me recuerda aquel poema de Hamlet Lima Quintana ("Gente necesaria") que empieza así:
      "Hay gente que con solo decir una palabra
      enciende la ilusión y los rosales,
      que con sólo sonreír entre los ojos
      nos invita a viajar por otras zonas,
      nos hace recorrer toda la magia..."
      Y termina con:
      "Y uno se va de novio con la vida
      desterrando una muerte solitaria,
      pues sabe, que a la vuelta de la esquina,
      hay gente que es así, tan necesaria."
      Gracias a personas así merece la pena vivir.

      Eliminar
  3. Fantástico,como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Iris. De esta historia que cuenta Pilar lo que me gusta es lo real que es. Casos como el suyo hay muchos alrededor (en estos momentos tengo a cuatro amigas en la misma tesitura) y lo que espero es que su ejemplo sirva para tirar para delante. Como ella dice, ¡muera Voldemort!.

      Eliminar
    2. Totalmente Isa,también tengo casos alrededor

      Eliminar
    3. Lo positivo es la gran cantidad de gente que se cura. El otro día leí que el que se llevó a mi madre hace 20 años ya tiene muchas posibilidades de cura. Y si los gobiernos se implicaran más, estoy segura de que sería como fue la tuberculosis en el siglo XIX. Agua pasada.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Seguro que a tu hijo (el rey de los aforismos) le encanta también esa frase de Machado. Es una "frase o sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte".Y en este caso, es una regla en el arte de vivir.
      Gracias, Úrsula. Un beso.

      Eliminar
  5. Entrañable y solidario Jane ¡¡Enhorabuena!1 Una gran labor, la tuya, la de Pilar y la de la AECC.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gran labor es la de la AECC, Arista. Mira lo que dice Pilar al final de su libro:
      "La AECC ha estado presente en todas las salas de espera por las que he pasado en este tratamiento. Y no solo en las salas de espera, también en el hospital de día, pasando por cada sillón donde cada cual recibíamos nuestra salvación en forma de veneno. Acompañan, ayudan y dan conversación si te apetece hablar. Yo estuve acompañada en cada sesión, pero he visto enfermos que no tenían esa suerte, por mil razones distintas. Pero esas personas no se sintieron solas. Primero por el equipo de enfermería, y segundo por los voluntarios y voluntarias de la AECC".
      Por eso y por su estupendo trabajo, Pilar destinó los beneficios del libro a la AECC. Creo que se lo merecen.
      Muchas gracias, Arista.

      Eliminar
  6. Me alegra que hayas conocido por fin a esa amiga personalmente. Nada como el placer de conversar con los gestos y las expresiones que no podemos mostrar siempre porque no hay emoticonos para cada sensación. Imagino que ha sido un día feliz y enriquecedor. Confío en que esos momentos de ahora serán para siempre porque todavía tienen mucho que ofrecernos las dos.
    Felicidades a ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, querida Cande, ya sabes que mientras pueda te van a ir mis rollos semanales (no te libras, no :-D). Pero sí es verdad que Pilar nos va a ofrecer mucho. Para empezar en el propio libro nos regala dos cuentos escritos por ella, "La Princesa de Corazones" (una original variación de "Alicia en el País de las Maravillas") y "Chus" (una conversación surrealista con Jesús de Nazaret). Y anuncia que publicará novela en septiembre. Así que como ves, Pilar viene pisando fuerte. Sí que tiene bastante que ofrecer.

      Eliminar
  7. Te sigo leyendo, Jane, aunque he estado un poco más apurada en las últimas semanas y no siempre he comentado. Me encanta esta historia llena de positividad.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Dorotea, pero ya sabes que esto no es obligatorio. Tú relájate, vive, desapúrate y p'alante.
      A mí también me encantaron: la historia y Pilar, las dos.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar

google-site-verification: google27490d9e5d7a33cd.html