domingo, 23 de diciembre de 2018

La magia absurda de la navidad




Hace años publiqué un escrito que llamé "El villancico cruel". Y, como andamos estos días entre villancicos, hoy voy a hablar de otro que podríamos llamar "el villancico absurdo". Y que conste que no tengo nada contra los villancicos (aparte de compadecer a dependientes y cajeros de los supermercados por tener que oírlos una y otra vez durante todo el mes de diciembre). Mi marido, que los colecciona, tiene algunos preciosos, dignos de figurar junto a la mejor música clásica. Pero esto no quita para que cuestionemos alguno de ellos.


Fue mi amiga Conchi la que me comentó por wasap del despropósito del "Rin rin, yo me remendaba, yo me remendé...", que empieza tal que así:
Hacia Belén va una burra (aquí el estribillo del rin rin)
cargada de chocolate.
Lleva su chocolatera (y vuelta al rin rin),
su molinillo y su anafe.

Conchi, sumida en dudas -¿La burra va solita? ¿Ella es la que hace el chocolate, tan pertrechada que va? ¿Cómo llevaba chocolate hacia Belén, si ni siquiera se había descubierto América ni encontrado tamaña exquisitez? ¿Sería otro tipo de "chocolate" el que llevaba la burrita? -, se preguntaba, pensando mal al final. Cosa no tan disparatada, porque las siguientes estrofas dicen:
En el portal de Belén
han entrado los ratones
y al bueno de San José
le han roído los calzones.
Y también: En el portal de Belén,
hay estrella, sol y luna,
la Virgen y San José
y el niño que está en la cuna.
Vamos a ver, ¿a San José se le ocurre quitarse los calzones (y quedarse en pelota o en calzoncillos) en un portal lleno de ratones (¡y con este frío!)? O si los tenía puestos ¿no se daba cuenta? ¿Llevaban una cuna cargando hasta Belén? ¿Veían el sol, las estrellas y la luna todo junto, allí dentro del portal? Mucho "chocolate" me parece... Por no hablar del "rin rin" (¿un despertador? ¿un timbre? ¿un teléfono?) ni del trabalenguas del "yo me remendaba, yo me remendé".

Yo le contesto a Conchi lo mismo que mis padres me contestaban a mí cuando inquiría por esos Reyes Magos con regalos absurdos, ¡oro, incienso y mirra!, para un niño: "Ah, eso forma parte de la magia de la navidad".

La misma magia que llevaba a mis nietos hace 4 años a creer en los Reyes Magos y a rastrear por internet el día 24 de diciembre a las 9 de la noche (ya se sabe que todo lo que sale en internet es una verdad como un templo) el trayecto de Papá Noel. "¡Ya está en Ankara! -decían- ¡De allí va a El Cairo, Nicosia y Siracusa! ¡Ya se está acercando!".

La misma magia que hizo que, por chiripa, me ganara, por primera y única vez en la historia, un premio de fotografía, en "Mugs and Books Special Christmas" (taza más libro navideño), propuesto en twitter por Mónica Serendipia (@MnicaSerendipia). Me quedé tan contenta que lo he pregonado por todos lados (me saluda el portero de una casa y le digo "¿Sabe que he ganado un premio...?").

La misma magia que nos lleva a pensar ingenuamente que durante unos días los hombres fraternizarán, como seres de una misma especie, que tienen el privilegio de compartir un espacio en el cosmos durante un tiempo determinado.

Todo -rin rin y remiendos, chocolates variados, calzones roídos, trayectos meteóricos de un papá Noel alrededor del mundo cual Phileas Fogg, fotos amateur de novata, suposiciones optimistas sobre la naturaleza humana, lo insólito, lo absurdo, lo extraordinario...-, todo puede caber dentro de unas navidades mágicas. Tal vez por eso las seguimos celebrando.

Feliz Navidad.

(En la imagen mi foto premiada: taza navideña con el libro "Cuentos navideños políticamente correctos" de James Finn Garner)

28 comentarios:

  1. Jajajaja qué bueno, y yo, por ej. que no soy creyente, sigo teniendo dentro de mi una "absurda" nostalgia de aquellos días infantiles de ir de excursión al monte a recolectar el musgo, los corchos y las enredaderas para el portal...¡Qué tonta que es una!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La navidad se ha entretejido con tantas experiencias que las religiosas son unas más dentro de todo el tinglado. Para mí empezaban con el canto de la lotería, imagínate. Y también estaba el hacer el nacimiento, el olor de lo que se hacía en la cocina (el cabrito, sobre todo, pero también dulces y truchas), los grupos cantando "Lo divino" por las calles, mi madre inventando juegos para la nochebuena... Si eso es ser tonta, bendita tontería.
      Un abrazo, Elvira.

      Eliminar
  2. Pues tómate un chocolate caliente en tu magnífica taza y a ver si tienes suerte y los ratones no te roen las enaguas!Felices diás querida amiga!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese premio me lo llevé hace 4 años y me mandaron una taza muy bonita y una hucha. Esta no la he llenado mucho, pero lo que es la taza es raro el día en que no me tomo un té a media tarde. Apuntaré lo del chocolate.
      Un abrazo y a pasarlo bien como tú sabes hacerlo.

      Eliminar
  3. Carmen Paz Gutiéerez Arienza23 de diciembre de 2018, 16:24

    Feliz Navidad para toda tu familia.
    Un abrazo Isabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo para ti, Carmen Paz. Que este tiempo te sea propicio para el disfrute y la paz. Un abrazo grande.

      Eliminar
  4. Marili Lorenzo del Pino23 de diciembre de 2018, 16:41

    Felicidaaaadeeees ��

    ResponderEliminar
  5. Precioso y divertido tu escrito y la foto me encanta!
    Felicidades para ti y los tuyos, Isa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que está chula? Las que nunca hemos tenido un premio de fotografía presumimos la única vez que lo tenemos.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. Felicidades y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Flor. Hoy leí, a cuenta de no habernos sacado nada en la lotería y de decir que nos ha tocado tener salud por lo menos, que como siga así me voy a hacer inmortal.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Divertida reflexión ����Felices Fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nos vieras a Conchi y a mí analizando el villancico... Por lo menos nos reímos.
      Felicidades y un abrazo, Iris.

      Eliminar
  8. Muy bueno,eso es la Magia.Feliz Navidad y feliz todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso y más cosas que todos guardamos como recuerdo de otras navidades que nos sorprendieron y nos hicieron sonreír.
      Feliz todo a ti también.

      Eliminar
  9. Por ilógica es por lo que nos interesa, si fuera perfectamente lógica hace mucho tiempo que hubiera desaparecido. Lo absurdo tiene un atractivo especial...
    ¡Ah!, los villancicos los canta las gentes buscando la estrofa no la lógica. Cuando una canción es muy coherente pierde su gracia.
    Lo mejor es no pararse y tararear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, qué razón tienes, mi sabia amiga. El mismo "Cuento de Navidad" de Dickens es tan absurdo, con tanto fantasma yendo y viniendo...
      Que sigamos andando y tarareando. Un abrazo grande.

      Eliminar
  10. Hola Isa, es esa magia que envuelve la Navidad, la que nos hace reunirnos con la familia, aunque a veces no apetezca, que vuelvan los hijos por unos días con nosotros, y que yo siempre me plantee no volver a hacer el pavo trufado.
    Aquí se canta que el Niño Jesús nació en La Viña. ¿Será verdad?.
    Feliz Navidad para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los andaluces son mu exageraos, Esperanza. ¿En La Viña? ¿Y eso?
      Yo hoy estoy ya preparando el relleno de mi pavo. A veces pienso en cambiar pero mis hijos siguen empeñados en que no. Así que a seguir las tradiciones.
      Un abrazo grande y pásalo bien.

      Eliminar
  11. Begoña Pérez Fernández23 de diciembre de 2018, 22:24

    Muy bueno!Te deseo mucha salud para ti y los tuyos! Felices días navideños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Begoña, en eso estamos, tomando termalgines y agüitas de tomillo a punta pala. Disfruta de las fiestas, que para eso están, y no te prives de nada.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  12. Buenos días Jane: ¡Feliz Navidad!, que Dios Niño te colme a ti y a tu familia de bendiciones. Por supuesto hago extensible este deseo para todos tus lectores.
    ¡Me encanta la Navidad!, y aunque este año ando un poquito floja de salud ya he preparado: sopa de pescado, caracoles, menestra de cordero y (montada la mesa
    para la noche).
    Gracias Jane y comentaristas por los buenos momentos que me haceis pasar.
    Un abrazo muy cariñoso para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres uno de los puntales de este blog. Me corresponde a mí darte las gracias por tus comentarios y tu buen humor. A ponerse buena de salud y a seguir participando y hablando de lo divino y lo humano.
      ¡Qué rica la cenita de esta noche! Yo voy a casa de mi hermana (vive al lado) y me toca hacer aperitivos. Para mañana, que es en mi casa, ya tengo preparado el pavo (y puesta la mesa también) ¡Me encanta la Navidad! Ya intuía que a ti también.
      Un abrazo grande y a disfrutar.

      Eliminar
  13. Hola Isabel, me gustan tus comentarios, siempre los leo,podrà ser absurda, pero màgica, tenemos sentimientos, hacia ella,y sobre todo , te envuelve en ese amor que le tienes a tu familia, con mas intensidad, ahí veo la magia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amparo. Me encanta también que en navidad te comuniques con amigos a los que ves poco pero que sabes que están ahí. También esa relación forma parte de la magia.
      Feliz navidad.

      Eliminar
  14. Hola, Jane:
    Lo que no sé es cómo después de remendarse tanto pueden siquiera cantar. :D Pero estoy de acuerdo en que es mejor no buscarle el sentido o pierde toda la magia.
    Un abrazo enorme y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año, Dorotea. Analizar canciones solo sirve para destrozarlas. Mejor solo cantarlas.
      Un abrazo grande.

      Eliminar

google-site-verification: google27490d9e5d7a33cd.html