lunes, 10 de diciembre de 2012

La madre que la parió




Estamos en tiempo de presentar libros. Lo han hecho Elvira Lindo con su último Manolito Gafotas, y Pippa Middleton, que también presentó uno titulado “Celebración” para lo cual, según leí en una revista, se cambió tres veces de traje. Y lo ha hecho mi hija Ana con su primera novela, “El blog de la Doctora Jomeini”, el martes último en la Librería Lemus. Y ni ella, ni yo, que oficié de presentadora, necesitamos cambiarnos de traje en el par de horas que duró el evento. Es lo que tiene pertenecer al pueblo llano.

A pesar de este inconveniente, me encantó el acto.

Me gustó estar rodeadas de libros, mudos y a la vez elocuentes compañeros de rodaje, tanto para Ana como para mí.

Me gustó la comodidad de estar arropadas las dos por miradas y sonrisas amigas.

Me gustó la idea de Paco Lemus de hacer un maridaje entre libros y vinos y que brindáramos, después de hablar todos, con un vinito frío y afrutado que Domingo, el dueño de las Bodegas Marba, nos ofreció.

Me gustó que el libro de Ana se vendiera bien; que Julia, Luci, Jesús, Chari, Araceli, Pedro… me dijeran que les había atrapado; que sea una ocasión para entretenernos y disfrutar, que falta hace.

Me gustó el buen humor de la gente, las conversaciones en corrillo mientras probábamos el pique que prepararon Tere y Luci.

Pero, sobre todo, lo que más me llegó al alma fueron las palabras de mi hija sobre por qué cuernos me pidió a mí que le presentara el libro.

Sólo por esto merece la pena ser la madre que la parió.

(Para los que no fueron, adjunto los vídeos de la presentación, un poco cortado al principio cuando , como el rey, digo eso de “es un motivo de orgullo y satisfacción" y hablo de lo orgullosa que estaría mi madre si estuviera allí)


35 comentarios:

  1. El discurso todavía no he podido verlo, lo veré en casa, pero ya he visto las fotos aquí y en el blog de la ínclita en cuestión. Y estás guapísima.

    Nunca te había visto (además de en ese retrato que te hicieron en el XIX) y ¿seguro que tienes una hija que escribe libros y es médico y tiene hijos a su vez?

    Pero, qué guapa y joven y que cara de orgullo.

    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Gangas. Como dije en el rollito, yo, igual que el rey: "Es un motivo de orgullo y satisfacción para mí". De algo tendrían que servir los libros que le he regalado a la niña ¿no? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Loque, en mis años mozos no te digo que no, que una tenía un pasar. Pero los años no perdonan y ya sólo faltan 3 meses para los 65. Y en el XIX, estaba un poco más remilgada pero menos años tenía, la verdad.
    Pero eso sí, la cara de orgullo no hay quien me la quite.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Querida Jane, me ha parecido magnífica, entrañable, la presentación que haces del libro de tu hija.Además están las dos muy guapas; con perdón, Ana monísima, aunque las dos lucen hoyitos y muy buena cara. Ya sé que tengo el libro asegurado, pero compraré para regalar por aquí y que todos vean cómo es de estupenda la hija de mi amiga de siempre. Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Kha. Y gracias por lo de guapa. Arreglada pero informal, que no se diga, y eso que ni tiempo tuve de peluquerías, oye. Y eso está bien, que las amigas hagan propaganda, como tiene que ser. Espero verte en navidad y darte un gran abrazo. Hasta entonces.

    ResponderEliminar
  6. Hola Jane:
    Finalmente no pude asistir, te agradezco que hayas colgado los vídeos.
    Me pareció una presentación muy cercana tanto la tuya como la de tu hija, compraré y leeré el libro, no lo dudes.
    Felicitaciones y mucha suerte y ánimo con el siguiente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Loli, por tus buenos deseos, por tu apreciación de la presentación y por comprar el libro, que se agradece también. La verdad es que el acto fue como una reunión entre amigos: cómoda, en confianza, con risas y brindis y todo eso. Un buen rato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Fue una tarde muy agradable. Lo pasamos muy bien y llegué a casa con un buen sabor de boca, no solo por el vino, sino por la grata compañía y lo genial del encuentro. Felicidades a las dos.

    ResponderEliminar
  9. Es verdad, Guille, y fue un placer encontrarte allí. La verdad es que entre libros y amigos siempre se pasa bien. Y además estábamos en el rincón de los cuentos, el que más nos gusta a ti y a mí, lo cual, quieras que no, da un toque mágico a todo el evento ¿no?
    Gracias por todo.

    ResponderEliminar
  10. Mis felicitaciones a la señora doctora y a su orgullosa madre. Cariños para ambas.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Flo. Fue estupendo verte y conocer a Ángel. Muchos besos para los dos.

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas felicidades para Ana y ¡Viva la madre que la parió! Un beso para todos.

    ResponderEliminar
  13. Eso mismo digo yo. Gracias, Nieves Mari, tú ya sabes lo que es sentir orgullo por los hijos. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Mis felicitaciones por tener una hija tan talentosa, tiene a quien salir, me hubiera gustado ir, para verte y conocerla pero no me enteré. La presentacion muy bien por las dos. Espero comprar el libro. BSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  15. También me hubiera gustado verte, Marta, que hace ya mucho tiempo. No insistí mucho en la presentación para que no me llamaran pesada y muchos me dijeron después que haber avisado antes. Gracias por las felicitaciones y no dejes de comprar el libro. Por lo menos, pasarás un rato agradable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. En otras palabras, quien tiene una madre, tiene un tesoro (y si es bloguera, más)

    ResponderEliminar
  18. Hola Jane. Me imagino lo emocionada que estarías. Debe ser un orgullo que alguien a quien le diste la vida, y que te dió un montón de dolores de cabeza, ahora esté junto a tí presentando un libro escrito por ella.
    Me imagino que es algo así como un círculo que se cierra aunque siga dando vueltas y esté lleno de vivencias futuras.Un gran beso Jane. Juan Pérez Pérez.

    ResponderEliminar
  19. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?
    Indudablemente, sin ti, la escritora no hubiese aparecido nunca y no me refiero sólo a "ser la madre que la parió", sino a haberle descubierto el placer de la lectura, el amor por los libros.

    Por eso, su éxito (enorme, de verdad, no te imaginas cuánto...), es el tuyo también por este doble motivo. Y parafraseando al monarca, doble el motivo de orgullo y satisfacción.

    ¡Muchas felicidades, Mamá Jomeini!
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Muy buena esa presentación, muy en tu línea, orgullo de madre mezclado con lo de ratón de biblioteca y buena consejera sobre lo que elegir a la hora de escoger una grata compañia lectora. Ese recuerdo que hizo presente a nuestra inolvidable Charo lo mejor de la noche. Enhorabuena a la doctora y felicidades a tod@s y ahora a disfrutar de estas páginas que acaban de ver la luz.

    ResponderEliminar
  21. Ya le comenté a Ana, en su blog, que ¡bravo por la madre y bravo por la hija!, lo que me lleva a decir, parangonando tu título de hoy, Jane, que "¡¡Vivan las madres que las parieron!!.
    Les reitero, a las dos, cuánto sentí no asistir, para haber vivido, en directo, todo lo emotivo, cercano y entrañable que debió ser el acto, a tenor de lo visto y oído en estos vídeos, que me consuelan de esa inasistencia, en alguna medida.
    Conociéndolas, no me sorprende el tono y el talante de la reunión y, espero, que a la próxima presentación pueda acudir y disfrutar de vuestra habitual cordialidad y de vuestro fácil verbo... que diría un rebuscado y cursi admirador. Enhorabuena, pues, a las dos y a por la siguiente... Muchos besos repartidos.

    ResponderEliminar
  22. Dra. Jomeini:
    Gracias, hijita. Yo diría exactamente lo mismo de las hijas y más: tesoro, borde a veces, encanto otras, bloguera también, y ahora escritora... Buena gente, en fin, de la que sentirse orgullosa.

    ResponderEliminar
  23. Juan:
    Es verdad que los hijos dan dolor de cabeza. Cuando mis amigos me hablan de la adolescencia, esa etapa tan conflictiva, yo siempre les digo que tiene una cosa buena: se pasa. Lo que hay que tener claro es que no son propiedad nuestra y que, desde pequeños, tienen su personalidad y, al crecer, toman sus propias decisiones, que no tienen por qué ser las nuestras. También, igual que los alumnos tienen derecho a suspender, los hijos también tienen derecho a equivocarse.
    Y desde luego, cuando hay buen material, es verdad que los hijos dan muchas satisfacciones.
    Gracias, Juan, y otro gran beso para ti.

    ResponderEliminar
  24. Capitán Garfio:
    Muchas gracias. Allí estaba, no toda porque somos muchos, pero casi toda la familia. Como tiene que ser.

    ResponderEliminar
  25. Melkarr:
    Gracias, Mel.
    La verdad es que siempre fomenté la lectura en mis hijos, pero algo tiene que haber en sus genes. A Ana siempre le encantó leer y, sin embargo, a Dani, a pesar de que lo animé de la misma manera, leyéndole historias de pequeño y regalándole cuentos preciosos, no. Es uno de los misterios de la naturaleza humana. Y no lo entiendo porque es un verdadero placer.
    Y, si, además de leer, te gusta escribir (como a Ana y a ti), has recibido de la vida un doble placer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Jesús:
    Gracias por tus felicitaciones.
    El espíritu de mamá Charo estaba en el ambiente. La anécdota del principio (que está cortada en el vídeo porque Carlos no había empezado a grabar) fue cuando Ana pronunció el discurso de fin de carrera. Mi madre lo escuchó emocionada y medio llorosa y, al final, cuando el Decano se acercó a Ana a felicitarla, no se pudo aguantar y corrió a decirle, oronda como un pavo: "¡¡¡Es mi nieta!!!". Estoy segura de que le hubiera encantado estar allí, que hubiera sido la primera en leer la novela y que la hubiera recomendado a todas sus amigas y parientes, que eran muchos.
    Hoy, día 13 de diciembre, hace 16 años que murió y yo no hay día en que no la recuerde y la eche de menos.

    ResponderEliminar
  27. Cehachebé:
    Estoy poniendo estas contestaciones dos días después porque he estado (otra vez) de viaje. La vida de una jubilada, como te he dicho varias veces, es una vorágine.
    Ya sabes que también te eché de menos. Pero ahí te fueron los dos rollitos que metimos la madre y la hija y, en cierta manera, eso es también compartir el momento.
    Gracias por tus palabras y ya habrá más ratitos para coincidir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Hola Jane,

    Me gustó mucho asistir a la presentación del libro de Ana, pasamos un buen rato. Ya leí el libro, me resultó ameno y ligero. Los hechos de la vida cotidiana los narra con mucha gracia, desmitifica la vida en los quirófanos y la hace más humana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Hola, Cristina:
    A mí también me gustó verte allí, una no se corta nada si está entre caras amigas.
    Qué bien que te gustó el libro. Mi marido se lo leyó en el viaje a Madrid que hicimos esta semana. Es lo que yo digo, "literatura de avión", ligera y agradable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Se nota que soy bastante nueva en este mundo bloguero, pero ya os encontré a la orgullosa mamá y a la simpática hija, tan cercanas las dos.
    Me ha encantado haberos visto y oído en los dos vídeos.
    Ya sabía yo que tú también eras profe y, además, encargada de biblioteca. No podía ser de otra manera.
    Me tienen entre admirada y embobada tus respuestas a los comentarios.
    ¡Soy muy feliz!
    Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora, cuando vuelvo a poner el post, he encontrado tu comentario, Utopía, que se me pasó por alto hace 3 años. Me alegro de que nos hayas conocido y ya sabes que me encantaría conocerte a ti también. Ya llevamos algunos años siendo amigas virtuales.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  31. Me alegra verte en este vídeo, Isabel, estás tan risueña como siempre, esa sonrisa es tu seña de identidad, así te recordaba. Una presentación entrañable, como no podía ser menos, de una madre escritora que se recrea en su hija escritora también. Me compro el libro y lo leeré con una mirada especial. Un abrazo fuerte para las dos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sole. Es verdad que fue una presentación agradable, entre amigos. El libro que acaban de reeditar comprende el primer libro, "El blog de la Doctora Jomeini", y el segundo, "Planes de boda". Estos días está firmando ese y los siguientes, un "Instrucciones para sobrevivir a los hijos" y dos más que ha hecho de fantasía, con el tema "Leyendas de la Tierra Límite". Como te he dicho, no para pero hace lo que le gusta. Y eso siempre es motivo para estar contenta.
      Un abrazo.

      Eliminar