lunes, 24 de diciembre de 2012

Tengo una noticia buena y otra mala





La buena noticia es que no se acabó el mundo el 21 de diciembre. Aunque a mí realmente el pronóstico maya nunca me preocupó. Durante toda mi infancia cada año mi prima Mª Elena (un año mayor que yo) me informaba puntualmente de que, según su vecina Fefa, el próximo año sería “la” fin del mundo. Así, con “la”, que suena más estremecedor. Después de eso, una se acostumbra a catástrofes y apocalipsis. Donde estén las Fefas, que se quiten todos los mayas del mundo.

La mala noticia, claro, es que los periódicos van a seguir llenos de malas noticias (la tragedia vende más). Por eso, a lo largo de este 2012, como quien busca perlas en el fango, he estado coleccionando buenas noticias de primera página.  He descartado premios y triunfos políticos y deportivos, que siempre serán malas noticias para los derrotados; o bodas de duquesas y princesas, que no gustarán a los austeros. Me he quedado sólo con aquellas noticias que a todo el mundo pueda parecerles bien, teniendo en cuenta que siempre hay gente que ni fu ni fa, y pitufos gruñones que digan “a mí no me gustan las buenas noticias”. Helas aquí:

Aparecieron dos buenas noticias relacionadas con el arte. Una, en febrero, cuando el Museo del Prado presentó una copia remozada de la Gioconda, que a algunos les gustó más que el original; y otra,  en mayo, cuando se descubrió un nuevo Tiziano, que dormía “apagado por siglos de olvido, guerras y devastadores repintes”.

En ciencias, hubo otras dos buenas noticias. En julio se descubrió el bosón de Higgs, con el que se dice que entenderemos (o entenderán ellos) por fin el universo. Y, en diciembre, una terapia génica (ya en julio se había dado luz verde a este tipo de terapias) permitió curar y ver la sonrisa de Emma Whitehead, una niña de 6 años que había sido desahuciada por leucemia.

Y hubo una noticia del mundo natural, ya empezada en abril, cuando se dijo que el Guadiana volvió a abrir los ojos después de casi 30 años, y completada en noviembre cuando en la madrugada del día 12, en un ecosistema que se creía devastado, el Alto Guadiana volvió a correr y el agua a fluir como antaño.

Es decir, 366 días para cinco noticias buenas de primera plana ¿Qué conclusiones se pueden sacar de esto? Ya, ya sé que no muy buenas. Pero, para los optimistas, son signos de que, entre el ruido y la furia, la vida sigue; de que hay gente trabajando en los museos y científicos en los laboratorios; y de que, hagan lo que hagan los hombres, la naturaleza sigue su curso. Son pequeños brotes verdes que nos dan esperanza, como los que vimos después del incendio de La Gomera.

Y también, al final, siempre nos quedará la familia. En la mía celebraremos juntos la navidad un montón de adultos, entre los que hay jubilados como yo, pero también trabajadores, un par de ellos en paro, y estudiantes. Y hay además 9 niños que son el alborotador y esperanzador futuro, los brotes verdes. Este año, una más, Marta, mi sobrina nieta que viene desde la lejana California a bautizarse con aguas canarias.

Y eso, el poder reunirnos y el que la familia aumente, es realmente la mejor noticia.  

20 comentarios:

  1. Bueno, hay muchas más buenas noticias: Qué decir de la primera novela de una prometedora escritora (y casualmente tu hija).

    Y de los buenos amigos, blogueros o "presenciales", o que he visto una magnífica representación de "La vida es sueño" y he alucinado con Calderón.

    Quizá no se consideren noticias de primer orden, pero como sabes, yo soy de las que piensa que habría que lanzarse a las calles y gritar

    - ¡¡Qué clásicos tenemos, madre!!

    Oye, que el hecho de que esté loca, no significa que no tenga buen gusto.

    ResponderEliminar
  2. Loque, tú sabes que aparte de incontestable belleza, eres una mujer de buen gusto. La verdad es que sólo coleccioné noticias buenas de 1ª página y sólo de "El País", que es el periódico al que estoy suscrita. Seguro que en otros periódicos y por dentro se encuentran buenas noticias: buenas películas y obras de teatro, buenos libros, entrevistas a personas honestas, lugares preciosos que visitar, blogs superinteresantes (por ejemplo, se me vienen a la mente "Loqueme ahorro en psicoanálisis" y el "Blog de una jubilada"...). Cositas así hacen que la vida valga la pena.
    ¿Te he dicho, por cierto, que pases una feliz navidad?

    ResponderEliminar
  3. Vas a pasar una noche deliciosa: Felicidades sinceras

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Elena. El comentario lo vi después y efectivamente fue una noche deliciosa. Al final fuimos 22, y, aparte de la comida, de las risas de los niños y del buen humor, hubo regalos de amigo invisible a cual más ingenioso. Acabamos cerca de las 5 de la mañana y eso porque hoy era navidad y había 14 personas a mi mesa. Esta vida es una vorágine.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hoy es un día muy especial para mi, y si cabía aún más, me encuentro con esta inesperada aceptación e invitación. Si me lo permites, 'Amiga': Los años están fisícamente en nuestro cuerpo, sin embargo los años reales que tenemos están en nuestro corazón y tú debes de rondar por los felices venti pocos, más o menos. Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  6. Alberto, veinte multiplicados por tres y un poco más, en el cuerpo y en el corazón, no te creas. Creo que lo bueno es no desear volver atrás y aceptar lo que se tiene. Siempre hay algo bueno. Después de todo a los 18 me dio lumbago también...
    Bienvenido a este rincón y feliz navidad para ti también.

    ResponderEliminar
  7. No hay nada como tener una Fefa en tu vida para tener una visión alegre de la vida.

    ResponderEliminar
  8. Y que lo digas, América. Las Fefas de este mundo parecen peligrosas cuando se ponen agoreras, pero, si una no se las toma en serio, te das cuenta de que no son tan importantes como ellas mismas se creen y nos alegran la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Después de esquivar "LA" FIN DEL MUNDO (como decían por estos andurriales), es decir, una vez pasado el día 21 del 12 del 2012 y no haberse caído el cielo sobre la tierra, tal como predecían los mayas. Después de que no "maya" tocado el gordo de la lotería navideña y de que no "maya" dado ningún infarto con tanto sobresalto durante el transcurso de este año nefasto, quiero compartir contigo la alegría de haber llegado hasta aquí y desearte una feliz Navidad junto a los tuyos y un próximo año infinitivamente mejor que el que está terminando.

    ResponderEliminar
  10. Enrique, pues yo después que "maya" comido mi buen trozo de pata anoche y hoy mi buen trozo de pavo, y después de que no "maya" cogido ninguna indigestión, también me congratulo de haber llegado hasta aquí en buena salud y compaña (salvo una afonía que tengo desde hace 4 días y que me ha impedido cantar lo de "pero mira cómo beben los peces en el río")
    Feliz año. Pero nos han enseñado a ser tan desconfiados que, para el año que viene, me estoy pensando pedir eso de "virgencita, virgencita, que me quede como estoy". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Jane. Lo peor de la buena noticia es que el mundo se acaba diariamente para muchas personas por culpa de los de siempre aunque a veces me parece que los demás tambien tenemos algo de culpa, porque aquí en las tierras rodeadas por las aguas canarias, no se mueve nadie, será por lo de aplatanados.
    Siempre me ha gustado la navidad, ver mucha gente alrededor de la mesa( heredado de mis padres que disfrutaban com la mesa llena de gente). Anoche eramos 21 entre mayores(ese era yo) y niños (mi sobrina nieta: 5 años), comimos lo suficiente, bebimos lo necesario, pero sobre todo nos reimos, y en algún momento hasta fuimos felices.
    No voy a desearles a los malos lo que les deseó Almudena Grandes, pero a los buenos sÍ: Salud, Paz, Amor y Trabajo.
    Espero que el bautizo de la californiana sea bonito y alegre. Un beso Jane. Juan

    ResponderEliminar
  12. La buena noticia es seguir juntos. Por cierto, a colación con lo del fin del mundo: ¿El resto de los lectores supervivientes al Apocalipsis, en edad laboral, fueron a trabajar? No, lo digo porque yo me hice el muerto y sigo por casa. jajaja

    ResponderEliminar
  13. Juan, por lo que he hablado con muchos canarios y no canarios creo que se ha instalado entre nosotros un desánimo de esos de "hagas lo que hagas, siempre ganarán los poderosos" o de "¿Qué se puede hacer cuando tienen una mayoría absoluta y pueden hacer lo que les da la gana hasta cambiar la constitución o las leyes si les viene mal?". Por eso no creo que sea cuestión de aplatanamiento; de hecho, se ve a la gente bastante enfadada con las malas noticias, y las redes a veces arden de indignación.
    Y hablando de otra cosa, que estos son días de olvidarnos un poco de lo malo, la felicidad son esos pequeños momentos en que miras a tu alrededor y piensas que todo está bien. Qué bien que hayas tenido momentos de esos. En mi nochebuena y en la comida de navidad de ayer también hubo esos momentos y doy gracias a la vida por disfrutarlos. Ver a mi hermano y a mi cuñada bailando como John Travolta y Olivia Newton-Johns en "Grease", pelucas incluidas, en el Amigo Invisible que les tocó, fue una imagen de esas que hay que tener atesoradas para una tarde triste. Lloré de la risa.
    Un beso, Juan, y, como creo que soy de los buenos, gracias por tus deseos.

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno, Guille. Yo creo que lo del apocalipsis no se lo creyeron ni los descendientes de los mayas. Yo vi en feisbuk otro comentario que decía que no lo creían porque Marty McFly (el de "Regreso al futuro") había estado en el año 2015. Mejor prueba que esa...

    ResponderEliminar
  15. Querida Jane: A colación con lo del "fin del mundo" que algunos esperaban, te mando un interesante vídeo, que nos hace ver lo insignificante y a la vez grandioso que es pertenecer a ese "puntito azul pálido" que se observa en el Universo.
    Aprovecho para felicitarte y desearte que en 2013 continúes con las mismas ganas de seguir ahí...porque seguro que te surgirán infinitos temas con los que seguir entreteniéndonos.
    Un abrazo y saludos para todos.



    http://www.youtube.com/watch?v=oGKm6_-BmRE&hl=es&gl=ES

    Ese pequeño punto azul palido - Carl Sagan (Subtitulado y Completo) - The pale blue dot
    Visite: http://interesantenet.blogspot.com/ Carl Sagan, astrónomo y divulgador

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Mayuye. El vídeo es precioso. La sola visión del pequeño punto azul en la oscuridad del universo es suficiente para hacernos preguntas sobre el mundo en que vivimos y sobre nuestro papel en él. Puse a mis alumnos muchas veces vídeos de Carl Sagan, que fue un hombre muy interesante, con una visión didáctica de la ciencia que muy pocos han tenido. Hubiera sido estupendo haber puesto esto, por lo corto, lo claro y la cantidad de preguntas que puede suscitar.
    Gracias por mandármelo y por tus deseos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Vaya, eso de la Fefa es nuevo. Generalmente, me sé tus historias ( es lo que tiene el haber convivido tantos años) pero lo de la Fefa es nuevo. Alegría de la huerta que era la doña.

    ResponderEliminar
  18. Era la vecina de Maria Elena. Y su especialidad eran las desgracias propias y ajenas. Siempre aparece una Fefa en la vida. El truco está en reconocerlas y huir de ellas como de la peste.
    Y no te creas que se sabe todo de las madres. A veces hasta aparece una batallita nueva.

    ResponderEliminar
  19. Vidalina García Rodríguez30 de diciembre de 2016, 21:57

    Cuanta razón tienes,lo mejor es la familia alborotando alrededor de una buena mesa y contando lo cotidiano de la vida.
    Feliz salida y entrada de un nuevo año esperanzador,lo digo con todo mi positivismo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el espíritu, Vidalina, ser positiva. Feliz año con vientos propicios y buenos acompañantes en el camino.
      Un abrazo.

      Eliminar