lunes, 22 de diciembre de 2014

Abrazos en rebajas




El otro día en el periódico -camuflado entre investigaciones por corruptelas, denuncias, problemas en la valla de Melilla, redes que usan a a menores y a mujeres, estafas, sectas...-, encontré una noticia curiosa, y sin embargo, no muy distinta: Samantha Hess, de Oregon, Estados Unidos (¿dónde, si no?), ha abierto la primera tienda de abrazos del mundo. Por 60 euros la hora, ella y sus empleados te dan unos cuantos achuchones con los que "obtendremos -dice- el nivel de contacto humano óptimo que queremos o necesitamos para ser nosotros mismos".

¿Me sorprendí? En principio, sí pero no debería. En un mundo donde se prostituyen almas y cuerpos, el que algo tan puro como es estrechar entre tus brazos a quien quieres sea también una mercancía es coherente con todas las demás noticias. Un acto muy alejado de aquella copla de Imperio de Triana que proclamaba que "no hay en el mundo dinero para comprar los quereres" y que "el cariño verdadero ni se compra ni se vende".

Lo que es increíble es que ya haya más de 100.000 reservas para disfrutar de este servicio ¿Qué nos está pasando?, preguntaba Jaume Tarascó, de Barcelona, que comentaba la noticia "¿ Con tanta tecnología y comunicación estamos perdiendo las habilidades sociales? ¿Nos da vergüenza mostrar nuestros sentimientos o que la gente pueda ver que necesitamos un abrazo?". Y yo iría más allá ¿Nos llenarían, nos llevarían a "ser nosotros mismos", esos abrazos prefabricados, automatizados, en los que el cariño no se asoma a los ojos? Recuerdo una muñeca que le regalaron a mi hija, que levantaba los brazos y pedía con voz metálica: "Dame un abrazo". Siempre me dio repelús.

Por contra, también en todos mis recuerdos hay abrazos de los de verdad. En la vida real, los de todos a los que quiero y que me quieren. En la historia, los de los enemigos que comprendieron que con el odio y la guerra no se va a ninguna parte y sellaron la paz con un abrazo. En la ficción, tantos y tantos que hemos visto y nos han tocado el corazón. Por poner ejemplos entre todos ellos, en el cine, el abrazo de Albert Finney a Audrey Hepburn en "Dos en la carretera", cuando ella vuelve después de abandonarlo. ¡"Gracias a Dios!", dice él, y le abre los brazos de par en par, significando "te quiero y te perdono". O en pintura y escultura, el de esa Virgen que abraza a su hijo desde su nacimiento (tan celebrado esta semana) hasta cuando lo bajan de la cruz. O en literatura, los de tantos amantes, amigos, hermanos, hijos pródigos  o padres pródigos, que también los hay.

Sin pasarnos (que tampoco hay que ser remelosos, eh), yo propondría que nos abrazáramos más, que crucemos puentes entre las personas y sintamos el calor del otro, que no necesitemos pagar 60 euros por algo tan natural y reconfortante. Y hagámoslo durante toda nuestra vida, no solo en estas épocas navideñas, donde parece que nos da más por la ñoñería (paz, amor y campanitas)

Yo empiezo hoy por mandar un abrazo virtual de agradecimiento y afecto para todos los que tienen la santa paciencia de leerme, de compartir este rincón y de hablar conmigo en este blog que ya lleva 6 años y pico de vida. Y, si me encuentro con ustedes en el transcurso del camino, tengan por seguro que será un abrazo real ¡Y gratis!

(En la imagen, "Madre e hijo" de Gustav Klimt)

46 comentarios:

  1. Buenos días Jane: Me entusiasma Gustav Klimt, ya sé que la temática del fondo de sus cuadros dicen que es repetitiva, pero a mí me sigue entusiasmando.
    Volviendo al tema que nos has presentado, no sé si en Tenerife lo hacen, pero en Bizkaia hay alguna asociación de gente joven que van por residencias y hospitales abrazando a los residentes y también les he visto en las calles; y hay "otra asociación", por no poner el nombre que se merecen y suena bastante mal, que se dedican a abrazar a personas mayores o que van en silla de ruedas y de paso les quitan las cadenas y los relojes y lo que pueden, y que conste que es cierto, así que en esta ocasión lo mismo para lo bueno que para lo malo, les hemos ganado a los de Estados Unidos, que por cierto dá un poco de grima pagar para que te abracen.
    Ya se que Navidad tiene que ser todo el año, pero en estas fechas es cuando celebramos el cumpleaños del Niño Dios, al cual le pido todas sus bendiciones para ti y toda tu familia. ¡Feliz Navidad! ¡Zorionak eta Urte Berri On.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rosa María, este último septiembre vienés me acerqué al Palacio del Belvedere y me quedé maravillada con los cuadros de Klimt. Por más conocidos que sean, verlos es uno de esos placeres por los que merece la pena hacer el viaje. Coincidimos en gustos.
      Si ya me asombró lo de vender los abrazos, imagínate cómo me ha dejado la gente que abraza para robar. Somos capaces de todo lo bueno y de todo lo malo.
      Muchas felicidades también para ti y tu familia. Es un placer compartir y dialogar contigo.
      Un abrazo de verdad.

      Eliminar
  2. Recuerdo una reflexión parecida cuando vi la película "Familia". ¿Cómo algo tan propio podía estar en manos ajenas?

    Un abrazo, una muestra real, tangible y sincera de afecto en manos de otro y con dinero de por medio… mal asunto. Como la muñeca da repelús y tristeza infinita.

    Cuenta con mi afecto y abrazo, Jane.
    Vir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto la película (creo que no voy al cine desde que era mudo), pero sé que va de un hombre que alquila una familia para que lo acompañe. Qué triste, tienes razón.
      En el lado contrario está "La gran familia" (demasiados tal vez) o ese final de "Hechizo de luna" todos brindando con champán "per la famillia".
      Un gran abrazo, Vir. Conocerte y disfrutar de tu arte es una de las cosas buenas de este año.

      Eliminar
  3. Excelente y muy reflexiva exposición.Felicidades amiga.Y estoy contigo,que a algo que debería ser espontáneo y natural se le ponga precio,dice muy y mucho del momento actual en qué vivimos.Bueno ese film que nos pones como ejemplo.
    Felices fiestas para tí y tus seres queridos.
    Un abrazo,virtual,pero gratuito por mi parte.Cs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Francisco. Hay miles de películas en las que nos emocionamos ante abrazos sinceros, como el de James Stewart a toda su familia en "¡Qué bello es vivir!" (un clásico de las navidades) o Hepburn otra vez abrazando al gato en "Desayuno con diamantes" o Laurence Olivier a Joan Fontaine en "Rebeca". Claro que también están todas las otras en que los abrazos son más falsos que Judas y campa la violencia. Ni más ni menos como la vida.
      Un abrazo para ti y pasa unas felices fiestas.

      Eliminar
  4. Feliz Navidad para ti también, salada, y gracias por regalarnos esas entradas tan optimistas y tiernas.

    Y para paciencia, la de leerte y contestar todos los comentarios.

    Pásalo muy bien reina mora, y recuerda que este 2015 vienes a Madrid sí o sí (lo digo yo, ea!) ¡¡La merluza te espera!!

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Loque, que has estado al pie del cañón casi desde el principio. No me creo que todavía no me haya ido a tomar esa merlucita a los madriles. A ver si el 2015 nos depara tan fausta ocasión y nos conocemos de una vez y te puedo dar un abrazo como dios manda.
      Lo de contestar los comentarios es casi lo más divertido de tener un blog. Conocer a gente tan estupenda, curiosa, inquisitiva... no tiene precio.
      Un abrazo grande y que las navidades te sean propicias, como te mereces.

      Eliminar
  5. Jane sin ñoñerías ni campanitas espero que des y recibas un montón de abrazos durante todo el 2015; de los de verdad, de esos que llenan. Y tranquila, leerte no requiere de paciencia, es un verdadero placer.
    Un abrazo y que tengas una muy feliz Navidad :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz navidad, Marie, otro de los encuentros inesperados que he tenido este año. Me ha encantado conocerte y acompañarte en viajes, lecturas y agradables experiencias. Como decía Ann Shirley, un espíritu afín.
      Un abrazo y a seguir disfrutando de la vida.

      Eliminar
  6. Querida Jane, hoy sí que me has dejado descolocada, con esa noticia, medio camuflada, que descubriste en tu lectura diaria de la prensa. Jamás se me hubiera ocurrido pensar que nadie pidiera dinero por dar un abrazo y, muchísimo menos, que haya quien lo pague y, encima, después de hacer cola para recibirlo.
    Me preocupa que, algunos, estén llegando a tal grado de insensibilidad que se atrevan a mercantilizar las carencias afectivas de sus semejantes. Me entristece que haya quien las sufra tanto, que sea capaz de dar una apreciable cantidad de euros, para satisfacerlas durante una hora (como si es durante unos días) y, lo que es mucho peor, por unos/as individuos/as desconocidos/as, a los que ni les va ni les viene quién las padece y, además, lo hacen a cambio del vil metal...
    No hay nada más cálido, confortable y animoso que un abrazo, de esos que estrujan y asfixian, dado por un ser que te sea afín, que te comprenda, que te escuche o que, simplemente, te quiera, te estime o te aprecie. Y si todo eso es recíproco, ese abrazo es la repera. Es lo que yo llamo un abrazo glorioso.
    Por eso, pensar que a cambio de 60 € (o de uno, que fuera), alguien me va a transmitir todo lo que un abrazo verdadero es capaz de comunicar, me deja atónita, sorprendida y preocupada, muy preocupada, porque puede indicar que el individualismo, el egoísmo, el aislamiento... se están instalando en nuestra sociedad, de un modo sutil y lamentable, y propiciados tanto por los que se niegan a abrazar, como por los que no aceptan ser abrazados. En definitiva, terreno abonado para los que no tienen escrúpulos y son capaces de hacer fortuna con las debilidades de los demás.
    Como siempre, y a pesar de mi descoloque con tema tan delicado, brillante y profunda entrada, que debe avisarnos y alertarnos sobre lo que está pasando y a dónde puede llevarnos...
    Un abrazo cordial, querida amiga. De los que estrujan y asfixian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho, querida Cehachebé, tu descripción del abrazo: cálido, confortable y animoso, que estruje. que sea glorioso. Así deberían ser todas las manifestaciones de cariño. Pero si te fijas, hasta a los besos los hemos descendido a decir "muac" al aire, los hemos rebajado a poco más que una fórmula de presentación.
      Enseñemos a nuestros niños a abrazar y a ser abrazados. Siempre me acuerdo de un experimento con unos monitos a los que se les ponía una "madre" hecha de alambre y otra "madre" con una piel. Todos se apretujaban a la de piel esperando ese abrazo cariñoso. Igual que ellos, los niños que no han sido abrazados en su infancia tendrán carencias toda la vida.
      Muchísimas gracias por estar en estos 6 años de blog acompañándome con tus comentarios pero sobre todo con tu cariño. Y por supuesto por estar desde hace 60 años formando parte de mi vida.
      Otro abrazo de esos.

      Eliminar
  7. Mi abracito con todo el cariño!!! Y brindo por esos abrazos sinceros que no tienen precio, que no necesitan palabras de refuerzo y que se hacen infinitos en la memoria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brindemos por ellos, Beatriz, y que nunca nos falten. Ya sabes que, cuando tengas ganas de uno de esos que no tienen precio, aquí están mis brazos y todo mi cariño.
      Feliz navidad.

      Eliminar
  8. Muchas saludos Isabel. Te deseo lo que cualquier Miss Universo a sus súbditos.., que "haiga" paz en el mundo y que todos seamos felices, empezando por ti y los tuyos... Abrazo cordial...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te veo yo a ti, Tito, en plan Miss Universo (sí te veo más bien como un Arzac, vistos los pucheritos que de vez en cuando preparas). Yo agradezco a estas redes que me permitan encontrarme con gente como tú y poder mandarte todos los abrazos que "haigan" falta.
      Muchas felicidades.

      Eliminar
  9. Un abrazo sincero para ti por dejarme leer y compartir tus escritos. Felicidades de corazón y no dudes de que si pudiera conocerte te daría un fuerte abrazo como si te conociera de toda la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me ha pasado, Esther, con algunos de los que he conocido virtualmente en estos 6 años y pico de rodaje. Al conocerlos, hemos alegado ya tanto que parece que los conoces de hace tiempo. Es una de las magias de este bendito internet.
      Un fuerte abrazo y gracias por estar aquí.

      Eliminar
  10. Muchas felicidades, Isabel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas felicidades para ti, Gregorio, y mi agradecimiento infinito porque tus "Noticias de alcance" me han alegrado la vida durante todo el año. Y eso es más de lo que uno puede pedir.
      Un abrazo de los de verdad.

      Eliminar
  11. Sé que soy la más ingrata de tus lectores, por la falta de constancia y la dejadez...pero no por el cariño que te tengo desde el primer día...FELICIDADES!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ade, tú no te preocupes, yo sé que estás ahí, tan lejos pero tan cerca. Me he acordado de ti mucho estos días en los que la noticia es que Cuba y Estados Unidos abren relaciones y se termina una Guerra Fría que nunca debía haber comenzado. No sé cómo te afectará directamente a ti y a tu familia pero espero que sea para bien. No es un abrazo el que se han dado Obama y Castro pero por lo menos es un acercamiento.
      Muchas felicidades y esperemos que la gente se vuelva sensata.
      Un abrazo muy grande.

      Eliminar
  12. Felices Navidades, Reyes y año nuevo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas felicidades, Patrice, para ti y para Anita (supongo que en Francia son blancas, como nos gustaría a nosotros). Es un placer poder estar en contacto contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Sole González Zamorano23 de diciembre de 2014, 0:44

    Felicidades Isabel. Es un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para mí lo es saber que estás ahí. A ver si nos volvemos a encontrar en otro viajito.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  14. Marilu Díaz Estrada23 de diciembre de 2014, 0:47

    Muy agradecida es de tenerte, poder disfrutar tu blog, leerte es un gran placer, me gusta mucho todo lo que escribes, para mi es un honor tenerte. Te deseo a Ti junto con tu familia, unas Fiestas Maravillosas y que el Niños Dios nos traiga mucha salud y bienestar. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Marilu, por reaparecer después de tantos años y reencontrarnos en estas redes, que son una maravilla. Ya he visto por las fotos que están pasando una buena navidad. Que las disfrutes con toda la familia.
      Un abrazo grande de los buenos.

      Eliminar
  15. Tus abrazos siempre están al alza. Muchas felicidades
    Ernesto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero, Ernesto, no hacer nunca una huelga de abrazos caídos.
      Muchas felicidades y gracias.

      Eliminar
  16. Blanca Martín Torres23 de diciembre de 2014, 15:20

    Fel ices Fiestas Isabel!! Que disfrutes en estos días en compañía de tu familia y amigos y que el año próximo esté lleno de buenas sorpresas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Blanca.
      ¡Sí! Que esté lleno de buenas sorpresas porque de las malas este 2014 hemos tenido de sobra.
      Felices fiestas para ti, Javi y familia. Y un gran abrazo.

      Eliminar
  17. Hola Isa, hay que estar muy mal para comprar un abrazo. Sí, tenía que ser en los EEUU. ¿Cómo no?. Yo sólo quiero que me abracen las personas que quiero.
    Deseo tengas unas entrañables fiestas. Un abrazo muy muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperanza, puse el "¿dónde, si no?", porque un amigo que vivió tiempo allá me contaba que había grupos y negocios de lo más pintoresco (como uno en el que se vendían zapatos o guantes disparejos para cojos y mancos, por ejemplo).
      Un abrazo grande (sabes que te quiero) y mis deseos para unas fiestas felices.

      Eliminar
  18. Hola Jane. La verdad es que lo de abrazos de pago suena bastante feo. En general, no somos de muchos abrazos. Tal vez nuestras madres cuando nos caíamos, llegábamos o nos ibamos nos daban un abrazo, pero hay que reconocer que a nuestros padres les costaba "un mucho" dar un abrazo, seguramente porque tampoco estaba bien visto: Un hombre no podía dar señales de cariño, porque perdía autoridad.
    Los tiempos han cambiado y ahora cuando te acercas y le das "un achuchón" a tus hijos, a veces te miran como pensando:"O está viejo o algo quiere", pero habrá que seguir dando abrazos, es una buena forma de decir: "Te quiero". Feliz Navidad para tí y para los tuyos. Ojalá que los Camellos de los Reyes vengan cargados de Paz, Amor y un poco de Trabajo. Ah, por cierto:" Un abrazo Jane". Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, Juan, mi padre sí era muy cariñoso. y mi madre más todavía. También va mucho en el carácter de las personas. No recuerdo a mis abuelas especialmente achuchonas, por ejemplo. Yo sí lo soy y mi marido, no tanto. También hay gente a la que no le gusta dar muchas muestras de cariño en público (el bendito pudor)... Yo estoy contigo en que habrá que dar abrazos y habrá que demostrar a nuestros seres queridos que los queremos. Así que para ahí te va uno.
      Feliz navidad, Juan.

      Eliminar
  19. Verdaderamente triste eso de pagar para recibir un abrazo. Un abrazo debe ser como la semilla que se deposita en el surco y al poco tiempo germina (si es de buena raza). Luego, se convierte en árbol y bajo su sombra podemos situarnos y compartír la verdadera amistad. Un abrazo es más que un simple formulismo, es saber que contamos con un hombro para llorar y unos labios para sonreír. Eso es un verdadero abrazo. Para tí y los tuyos, apreciada Jane, felices fiestas y a cuidarse, pues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta, Agroteide, tu imagen de la semilla que crece para hablar de la amistad. A mis hijos siempre les he recomendado que cuiden de los amigos y que, aunque pase tiempo en que no se ven por esta vida tan loca y ajetreada que llevan, sepan que pueden contar uno con el otro. Es de las cosas más importantes de la vida. Muy cierto y muy bonito tu comentario de hoy.
      Felices fiestas para ti y tu familia. Que sigas estando ahí.

      Eliminar
  20. Leerte, un gusto. Deseo que nunca te falte quien te de abrazos verdaderos.Recibe uno fuerte de mi parte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo deseo, Úrsula. No me gustaría verme obligada a ir a Oregon a comprar uno.
      A ti, que formas parte desde ingreso de la gente que quiero, también te digo que el mío nunca te va a faltar.
      Muchas gracias, mi amiga.

      Eliminar
  21. La cuestión consiste en compartir con los/as tuyos/as y tus amigos/as estas fiestas y creernos que el 2015 va a ser mucho mejor que éste que todavía nos sigue asustando. Y a poder ser encontrarnos, bien en La Laguna, bien en el sur, para darnos un abrazo real. Si pasas por delante de casa, afloja y con nosotros compartirás además un platito de jamón con un vino teguestero.
    Preciosa tu exposición.
    Veo que Klimt te fascina como a mí. Hay pocos autores que me hayan emocionado tanto como él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me gusta mucho, Enrique, y sé que compartimos el gusto.
      Da por hecho lo de encontrarnos, darnos el gran abrazo real y alegar un buen rato sobre lo divino y lo humano (y si es con vino teguestero delante, mejor).
      Hasta prontito.

      Eliminar
  22. Hola Jane!! He accedido al azar a este post al llamarme la atención la imagen con que lo encabezas, que se ve en chiquitín a la derecha, en las entradas populares. Me ha llamado la atención porque tengo un cuadro al óleo con esa imagen encima del cabecero de mi cama, cuadro pintado por mi madre, que desde bien joven empezó a pintar cuadros y no ha dejado de hacerlo. Todos le pedimos "píntame esto", "píntame esto pero así", etc.
    Esa imagen, que me encandiló y sigue encandilando por la ternura que desprende ese abrazo tan relajado y que transmite tanta paz, que, la considero adecuadísima para ilustrar tu post.
    ¿Por qué será que cuesta tanto dar un abrazo? parece (y creo que así es) que sólo está bien visto con os allegados o cuando hace mucho tiempo que no ves a alguien. Yo, sin ir más lejos, sólo abrazo fuerte a mis sobrinos, hasta estrujarlos. A mis amigos (y solo los cercanos), cuando llevo tiempo sin verles. Y a mis padres, como los veo a diario, pues pobres parece que no lo merezcan, cuando pensándolo bien en realidad son los más merecidos...
    ¡Un abrazo para tí desde la península!
    Chelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Klimt es para mí también uno de los grandes. Ya dije más arriba que estuve en el Belvedere este septiembre. Es la 2ª vez que voy a Viena y la primera no pude ir. Casi organicé este 2º viaje para no dejar de ir a verlo. cuando entré en la sala presidida por "El beso" se me pusieron los pelos de punta. Es un autor que te transmite paz, como bien dices, me encanta.
      ¡Y qué suerte que tengas una madre pintora! Ya solo por eso se merece que te la meriendes a besos y a abrazos. Venga, que son gratis.
      ¡Otro para ti desde las islas!

      Eliminar
  23. De hecho, en el pie de mi blog, actualmente tengo una imagen de "El Beso" de Gustav Klimt, y pensaba próximamente poner la foto del cuadro de mi madre con la imagen de ese abrazo ¡qué casualidad! tan chula

    ResponderEliminar