lunes, 8 de diciembre de 2014

Leyendas de la Tierra Límite




Era justo ese momento entre el sueño y el despertar, en el que la cama todavía es un refugio cálido y la realidad, con sus aristas, aún no ha hecho acto de presencia. La despertó el tamborileo de la lluvia sobre las hojas del limonero del huerto. La habitación estaba en penumbra, pero los árboles, acusadores, proyectaban su sombra sobre el techo y la pared. A finales de ese mes, habría terminado la floración de los frutales y los pétalos más endebles caerían para dejar paso a los frutos. Pero ella ya no estaría allí para verlo.


Así empieza la cuarta novela de mi hija Ana. Tener una hija con imaginación te hace la vida muy entretenida, y Ana, en eso, siempre ha tenido para dar y regalar. Ha sido así desde que de pequeña inventaba las historias de Anita la Melódica hasta su etapa joven en la que trenzaba poemas; desde sus primeras novelas, en las que una tal Doctora Jomeini daba sentido a su vida entre quirófanos, besos, risas y lágrimas, hasta esta última en la que, sirviéndose de la prerrogativa de los imaginativos, crea un mundo nuevo: la Tierra Límite.

Más allá de la Torre de Piedra, cruzando el Bosque de los Reflejos y el desierto de Koveldar, existe una tierra donde viven los Guerreros del Alba y las Physii, un pueblo desterrado de su tierra por los Oscuros. Esa franja de tierra constituye la linde entre la Luz y las sombras. De ahí su nombre: Tierra Límite.




Esta novela es, pues, la historia de la Tierra Límite y del enfrentamiento entre el Bien y el Mal. Es la historia de las Sanadoras y de todos los que cuidan del Aura, el escudo que protege frente a los Oscuros y que, en el momento inicial, presenta una fisura peligrosa. Es la historia también de Aïa, la Elegida para suceder a la Sanadora Mayor, y de Guil, un muchacho que trabaja como cocinero y que se verá envuelto, sin comerlo ni beberlo, en una búsqueda y en una guerra.

La novela bebe de los escritores de literatura fantástica que tanto le gustan a Ana (y a mí) y a los que dedica el libro: Tolkien, Úrsula K. LeGuin, Michael Ende, J.K. Rowling, Laura Gallego. Hay, como en ellos, mundos distintos, personajes extraños (¿no recuerdan las Physii a aquellos personajes hermafroditas de "La mano izquierda de la oscuridad" de Úrsula K. LeGuin?), objetos o lugares con poderes extraordinarios -la Vara de Luz, la Fuente de los Siete Cauces, la Torre de Piedra...-, conjuros, bebedizos con consecuencias inesperadas, teletransportación... Es una novela de fantasía con todos sus ingredientes.

Pero las novelas de fantasía hunden sus raíces en la realidad y de eso, de los problemas del mundo real, también habla Ana: del conflicto entre el deber y el querer; de la amistad, pero también de los celos y las envidias que la destruyen; del amor por encima de las dificultades; de los lazos entre gentes que luchan por conseguir los mismos objetivos; de las dudas que uno se plantea ante los distintos caminos que se eligen en la vida... Hasta cuando habla de los males que aquejan a los personajes, no está lejos el mundo real ¿Qué es sino el cáncer esa "enfermedad de las mil caras" para la que no existe cura y en la que el cuerpo se ataca a sí mismo?

Lejos de los libros de la Doctora Jomeini, este cuarto libro de Ana retoma su vena poética. Debo decir (y no porque sea "la madre de la artista") que disfruté leyéndolo y que pienso que les va a gustar a todos aquellos que consideren que un buen libro de aventuras es el mejor compañero para una tarde de invierno, de esas de sillón y mantita. "Controla tus latidos. Serénate para enfrentarte a la Oscuridad", y, después, abre el libro y pásalo bien. 

PD: Ana presentará su libro el próximo viernes 12 de diciembre a las 8 de la tarde en la Librería Lemus de La Laguna. 
Firmará ejemplares en la librería La Isla de Santa Cruz los días 22 y 23 de diciembre de 18,30 a 20:00h.

Si quieres comprar el libro en ebook, puedes hacerlo aquí.
Si, como a mí, te gusta más el papel, puedes comprarlo aquí o en las librerías Lemus, La Isla y El Águila, por ahora.




46 comentarios:

  1. Marta Isabel Mendoza Contreras8 de diciembre de 2014, 19:29

    Que bonito libro!! Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. La portada es preciosa (obra de Alicia Borges, que es una artista) y espero que el contenido también te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Bonita portada,ahora toca leerlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te animas a ello. Si te gustan los libros imaginativos, acertarás con este.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Dile a Ana que escriba una obra de teatro para mí.
    Soy un personaje en busca de autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, Juancho-Pirandello, es que Ana está tocando todas las teclas: la poesía, la novela romántica, ahora la fantasía... y está preparando otra ambientada en la guerra civil. No me extrañaría nada que se atreviese con el teatro. Aunque hace poco leí (releí) los comentarios de las circunstancias en las que Jardiel escribió sus obras y ¡bien se sufre escribiendo teatro!
      Cuando lo haga le diré que me haga un papel de chacha diciendo aquello de "¡Siñurito!" :-D

      Eliminar
  4. Ignacio Luján García San8 de diciembre de 2014, 19:42

    Mi nieto también anda con un libro de este tipo... Felicidades ISA
    Israel Luján

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignacio, estamos chochos con hijos y nietos ¡Y qué bien que han salido con vena artística, que siempre es mejor que que nos hubieran salido unos pequeños Nicolás cualquiera!
      Enhorabuena a ti también.

      Eliminar
  5. Felicidades por esa hija tan imaginativa y enhorabuena a Ana por sus libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Iris. Ana no ha parado de leer desde que aprendió aquello de la "p" con la "a", "pa". Y eso influye a la hora de inventar.
      Nosotros somos de un tiempo en el que nos contaban historias por las noches y en el que nos aprendíamos poesías de memoria. Somos de un tiempo de avidez por la lectura. Algo de eso ha pervivido en mi hija y también en mi nieta. Y yo me congratulo por ello porque, mientras haya narradores, la imaginación no se estrellará en asfaltos.

      Eliminar
  6. Claro que si,que siga adelante y la siguiente generación tomando apuntes. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curioso, Iris, es que eduques a los dos hijos igual, y te salga uno con gusto por la lectura y otro al que la lectura ni fu ni fa ¿Será genética la cosa?

      Eliminar
  7. Hola:
    ¿No tiene pensado presentarlo en Las Palmas de Gran Canaria?
    Creo que sería interesante.
    Un abrazo.
    Néstor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora, tiene ya reservado para presentarlo en Barcelona, Sevilla y Madrid y a partir de enero, Las Palmas es una posibilidad que se contempla. Ya te avisaré.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Muchas gracias, mamá. Por tres cosas: por esta reseña tan bonita, por las horas de trabajo que tú le has echado al libro, corrigiendo y apuntando mejoras y, en tercer lugar, por poner –ya hace muchos, muchos años– aquel primer tomo de los cuentos de Andersen en mis manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y por los dolores de parto, qué?
      En serio, me ha gustado este agradecimiento y el que me pones al final del libro (hasta me emocioné y todo). Eso de ir a Viena con el manuscrito en el avión solo lo hace una madre, que, como ya sabes, no hay más que una.
      Muchos besos, hija, y mucha suerte en esta andadura.

      Eliminar
  9. Ya te dije que cuando le mandé a Manuel tu escrito sobre los castaños, enseguida te identificó como la madre de La doctora Jomeini. Me han gustado los libros anteriores de Ana, me he divertido con ellos. Sé que viene a Sevilla, y haré todo lo posible para ir a verla, pero me gustaría me los mandaras por correo.
    Será un precioso regalo de reyes. Un fuerte abrazo a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso de ser identificada como "la madre de...". Supone que algo habré tenido que ver con los dones de la progenie, je, je, je.
      A mí también me han gustado los libros anteriores, me he reído con ellos y eso en estos tiempos es de agradecer.
      Me encantaría ir a Sevilla con ella cuando vaya a firmar, sobre todo para verte, pero ya me dijo que va a un Congreso de Dolor y la verdad, yo a Sevilla voy a pasarlo bien y no a angustiarme.
      Espero que disfrutes con los libros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Isa, con sólo leer tu comentario, dan ganas de comprar el libro. Iré a la librería para conecer a Ana y, de camino, me lo firme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Any! Date a conocer cuando vayas.
      Léelo despacio y disfrútalo.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Ya se lo he dicho a Ana, pero lo comparto también con la madre de la artista: me quito el sombrero. De verdad que no es nada sencillo para un escritor atreverse con un género nuevo y hacerlo con este desparpajo y esta solvencia. Espero verte en la lectura conjunta y en Twitter. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella que es una atrevida, Mónica. Hace poco me leí un libro nuevo de David Safier, "28 días". De él había leído unos cuantos libros un poco locos y con bastante ingenio y humor. Sin embargo este libro cambia totalmente el enfoque anterior y habla de la persecución de los judíos en Polonia y de la supervivencia. Un libro duro que quiso escribir porque le salió del alma.
      Me parece bien que el que escriba haga lo que le apetezca. Lo mismo que a veces estamos tristes, románticos, tremebundos, apocalípticos, optimistas... los textos que salgan de nuestra pluma deben responder al talante del momento.
      Me apuntaré a la lectura conjunta.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  12. Ya me he apuntado a una lectura conjunta para leermelo, y cuando venga a presentarlo a Madrid, ahí estaré comprándolo en papel. Y si es en compañía de la madre de la artista ¡¡mucho mejor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Loque, a ver si es posible que alguna vez vaya a los madriles con las ganas que tengo. Pero Ana va en febrero que es un mes en el que estoy esperando el 4º nieto y va a ser que no, no sea que ese fin de semana nazca el muchachito.
      Pero tarde o temprano... IRÉ. La merlucita prometida alumbra en la distancia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Nieves M. Herrera Pérez9 de diciembre de 2014, 20:03

    Qué maravilla!!! Enhorabuena a madre e hija!!!
    Me encanta leer!...
    Lo vivo!... Lo siento!...
    Escribir debe ser lo más!!! Bravo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, Nieves, los escritores no harían nada sin nosotros los lectores, los que vivimos y olemos los libros, los que nos deleitamos con las historias que nos cuentan. Una vez le leí a Maruja Torres que fue a una feria de libros en Göteborg y que, aunque todos estaban en lenguajes que no comprendía, se lanzó a ellos por el placer de la vista, el cosquilleo en los dedos y la excitación que produce la curiosidad. Así somos los maniáticos de los libros.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  14. Enhorabuena a la madre y a la hija. Tienes que estar orgullosa de tener una hija escritora y más hoy en día que la juventud pasa de libros y utiliza más la tecnología. Cuando daba clase, le dí mucha importancia a la elaboración de cuentos con los alumnos y me sorprendía la facilidad y la imaginación que algunos tenían para hacerlos.Las felicito con todo cariño a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther, el papel de los profesores es fundamental en la vocación de una persona. Ana, aparte de que en casa siempre se fomentó la lectura, tuvo la suerte también de tener excelentes profesoras de literatura, que pulieron, limaron y supieron encauzar y animar el gusto por escribir. Yo he leído escritos preciosos de mis alumnos y de algunos, espero que sigan escribiendo.
      Un abrazo y muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  15. Seguro que será tan divertido y ameno como los anteriores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad Carmen Delia, que pienso que es ameno como una novela de aventuras que se precie, pero no es divertido como los anteriores porque el género no llama a la diversión. De todas formas, espero que te guste y te entretenga.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Tu presentación invita a leerlo. Le deseo mucha suerte a Ana en su carrera literaria y, a ti, felicitarte porque en mucho has contribuido, para que te haya salido una hija artista. Felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Es verdad que desde pequeña le contaba historias y le regalaba libros pero también hice lo mismo con su hermano y a él no le gusta leer ¿De dónde nacen las pasiones?

      Eliminar
  17. Qué bueno que tu hija tenga toda esa imaginación!! Espero que el libro tenga mucho éxito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya dije que la vida con imaginación es mucho más divertida que sin ella. Mi hijo (que es realista) cuando oye el verso de Bécquer de "tu pupila es azul...", puntualiza rápidamente que lo que es azul es el iris y que las pupilas siempre son negras. Con imaginación las puedes ver de todos los colores.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  18. Enhorabuena a la madre y a la hija. ¡Tenemos que leerlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me haría ilusión que lo hicieras. Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Que bien, Isabel !!!!! De tal palo ..... Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría a mí, Concha Elena, tener la imaginación de Ana.
      Muchos besos y gracias.

      Eliminar
  20. Gracias Isa!
    ya te lo he dicho mil veces y otras tantas te lo habrán dicho todos los que te conocen: de casta le viene al galgo. No hay mas que ver el texto con que nos presentas la obra y con que nos animas y convocas.
    Iré a verla el 22 o 23. Porque estaré en Tenerife del 20 al 27!!
    Hasta entonces.
    Besos y enhorabuena
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Ana. A ver si, entre la vorágine de las fiestas, visitas, compras y follones, puedo verte este diciembre.
      Un beso grande.

      Eliminar
  21. Tiene muy buena pinta, así que se lo pediré a los Reyes Magos. Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye ¿qué mejor regalo que un libro para encontrarte en el zapato, Flor? Que se quiten las joyas y los porsches...
      Un montón de besos.

      Eliminar
  22. Larga vida a la artista (para mí siempre será la Doctora, así, con mayúscula) y a la madre de la artista.
    Siempre es una delicia leeros y aprender.
    Un abrazo desde el norte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Utopía. Estos días, entre tanto evento, tanta emoción y tanto follón prenavideño, se me atrasan los comentarios. Gracias por tus palabras y por ese abrazo desde el norte.
      Te mando otro bien fuerte desde el sur (aunque con frío)

      Eliminar
  23. Unos dicen: de tal palo, tal astilla. Otros, a quién Dios se lo dá, San Pedro se lo bendice. Los menos, al que nace barrigón ni que lo fajen de chiquito. Como sea, la chica tiene madera y punto. Claro, en el momento justo se aportaron los alelos correspondientes que conformaron el potencial genético y zás, apareció la vena literaria. Haré lo posible por leerlo. A pesar de los inconvenientes por todos conocidos, está en mi planes viajar entre Febrero y Marzo próximos. Ni de vainas voy a perderme esas costillas con piñas o el inigualable conejo al salmorejo. Felicidades a los creadores de la genio. Un abrazo y a cuidarse, pues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo, Agroteide. En los enlaces que pongo, está la manera de conseguirlo por Amazon, en papel o digital, como más te guste.
      Y estupendo lo de tu viajito. Así se hace. El mundo es ancho y está ahí mismo. Y ya va siendo hora de que estés un ratito en tu tierra. Costillas y conejo en salmorejo, garantizados.
      Un abrazo.

      Eliminar

google-site-verification: google27490d9e5d7a33cd.html