lunes, 22 de agosto de 2016

Si pudiera escribir...




La semana pasada escribí mi post número 400, desde que empecé este blog hace ya 8 años, cuando me jubilé. 400 escritos hablando de lugares amables, de propuestas un poco locas, de alguna filosofada, de mi pueblo y alrededores, del yo y las circunstancias, de este país, de lo que las ciencias adelantan y de alguna historia de las de antes. 400 artículos en los que lo importante ha sido el diálogo y el buen humor generado al hilo de los comentarios de ustedes. 400 oportunidades de encontrarme con amigos que, aunque en muchos casos son virtuales, no por eso dejan de ser reales.

Tal vez sea hoy el momento de reflexionar y contestar a todos los que alguna vez me han dicho que por qué no escribo un libro con todo ese material (realmente quieren decir "con todo ese rollo que tienes"). Y la verdad es que tengo un montón de razones para no hacerlo. Una, es que ya hay demasiados libros; otra, que esto es un blog y no tiene nada que ver con una novela; una tercera, es que ya planté un árbol y tuve hijos y, aunque no he escrito un libro entero, sí he participado con artículos de mi especialidad en el "Diccionario Histórico de la Antropología española". de lo que me siento muy orgullosa. Digamos que ya cumplí con mi cuota para pasar a la inmortalidad (aunque, pensándolo bien, ¿quién quiere pasar a una inmortalidad de la que ni te vas a enterar?).

Pero principalmente no se me ocurre escribir un libro porque, sobre todo, yo soy lectora y siento un inmenso respeto por el trabajo de un escritor. Imre Kertész, el genial autor de "Sin destino", Premio Nobel de Literatura, decía que cada vez que leía a Kafka le daba vergüenza atreverse a escribir. Alessandro Baricco, el autor de la poética "Seda", confesaba en una entrevista que "algunas veces, si encuentro que algo es verdaderamente bueno, tengo la intención alocada de dejar de escribir porque otro escribe mejor que yo". Si ellos, que son los grandes, sienten eso, ¿cómo no sentirlo yo? El que más me ha gustado cuando habla de esto es el escritor portugués Lobo Antunes, que una vez dijo: "¡Ah, si pudiera escribir como Messi juega al fútbol...!".

Parafraseándolo, a mí también me dan ganas de decir:
Si pudiera escribir como Gustavo Dudamel dirige su orquesta...
Si pudiera escribir como Velázquez pintó el aire entre las lanzas y Leonardo, una sonrisa imposible...
Si pudiera escribir como Arzac cocina un bacalao al pil pil...
Si pudiera escribir como Paco de Lucía entretejía la música en las cuerdas de una guitarra...

O, ya que estamos en Olimpiadas, podía seguir diciendo: si pudiera escribir como Simone Biles hace gimnasia, como Nadal juega al tenis, como Michael Phelps o Mireia Belmonte dominan el agua, como Justin Rose mete una pelota en el hoyo de un solo golpe, como Pau Gasol lanza una canasta, como Usain Bolt desafía al viento...

Porque de eso se trata, de la excelencia. Para ser escritor (y, si lo eres, debes ser un buen escritor) no basta juntar palabras y no tener faltas de ortografía. Tienes que tener talento, originalidad, imaginación, creatividad. Tienes que sorprender. Una vez a Camilo José Cela alguien tuvo la ocurrencia de pedirle que le diera un buen argumento para hacer una novela. Cela le contestó: "Un hombre y una mujer se aman. Con talento, le puede salir a usted "La Cartuja de Parma".

Pues eso. No tengo la intención de reescribir "La Cartuja de Parma", no soy escritora ni haré nunca una novela. Pero sí seguiremos conversando, ustedes y yo, de lo divino y, sobre todo, de lo humano desde este modesto blog durante -espero- otros 400 escritos más. No se van a librar.

¡Salud!

46 comentarios:

  1. ¿Librarme? ¡¡¡Devoro tus posts como cosa buena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves por lo que hablo del buen humor de ustedes? Tener al otro lado a una devoradora de blogs es lo mejor que le puede pasar a una bloguera. Doy gracias a la vida por que estés ahí, Gladys.
      400 besazos.

      Eliminar
    2. y 400 de vuelta son 800...

      Eliminar
  2. Carmen María Duque Hernández22 de agosto de 2016, 8:59

    Lo pienso cada vez que te leo , escritora eres y de las buenas, sabes llegar con sabiduría y sencillez. Gracias mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras, Carmelita. Como decía Di Stefano cuando le daban un premio: "No lo merezco pero lo trinco".
      Te quiero, ya lo sabes.

      Eliminar
  3. Me encantan, tú sigue que nos alegras la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí, Carmen, seguiremos como Felipito Takatún (¿Te acuerdas de aquel personaje de Joe Rigoli que terminaba diciendo siempre: "Yo... sigo"?).
      Como decía Edith Wharton, "el mundo visible es un milagro cotidiano para quienes tienen ojos y oídos". Y hay tanto que ver y oír...
      Un abrazo (o 400)

      Eliminar
    2. Después de mi traumático divorcio abrí un blog que mezclaba: política, artículos de opinión, cuestiones personales y algo de rencor. Las entradas fueron más de 1000 y las visitas sobrepasaban las 300.000 durante los siete años que duró. Un día dije que se me había cicatrizado la herida. Que no olvidaba, ni perdonaba, pero en realidad pasaba. Sabes lo que hice? Lo borré hace unos meses, no guardo nada. Me siento del diez en lo referente a dicho blog.

      Eliminar
    3. Hacía mucho tiempo que no leía una decisión tan honrada y valiente, enhorabuena. Siempre creí que lo importante no es lo que nos pase, sino que hacemos con lo que nos pasa.

      Eliminar
    4. He practicado aquello de que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio, que cuando se cierra una puerta se abre una ventana... Lástima que he tardado tanto en poder superarlo porque, pierdes miserablemente algo tan importante como es la vida.

      Eliminar
    5. El problema es que nos enseñan a creer que estamos vivos y lo único que nos puede pasar es que nos muramos. Cuando la realidad es que desde que nacemos estamos muertos y nuestra lucha física diaria es por descubrir que somos inmortales. No somos lo que le pueda ocurrir a nuestro cuerpo somos lo que podamos trascenderlo. Como decía Eleanor Roosevelt :"Nadie puede hacernos sentir inferiores sin nuestro consentimiento".

      Eliminar
    6. He leído mucho sobre la utilidad de los blogs: como medio de comunicación con la gente, como alivio a la soledad, como entretenimiento, como otra manera más participativa y comprometida de hacer periodismo... pero es bueno que a ti, Carmen, te haya servido para curar heridas. Me parece bien que lo hayas dejado una vez cumplido su objetivo (tirar la escalera después de haber subido, que decía Wittgenstein).

      Eliminar
  4. En mi opinión, Jane, para escribir un libro sólo hace falta, aparte de saber redactar y cuatro cosas más que se presuponen, el disfrutar escrbiendo. Tu lo haces y nos haces disfrutar a los demás. Luego,publicar el libro o no es accesorio. Hay grandes literatos, simples contadores de historias,comunicadores de sentimientos; muchas clases de escritores y cada uno nos ha dejado trozos de vida y retazos de imaginación y esbozos de razonamientos.
    Pienso que no hay que aspirar a ser el mejor, sino a dar lo mejor de uno mismo, y tú lo sabes hacer. Tienes tantos hilos para tejer el tapiz que seguro que saldría algo precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Victoria, es muy bonito todo lo que dices y, además, tienes razón. Para escribir (y para cualquier otra cosa en la vida) hay que disfrutar haciéndolo; si no, no valdría la pena. Javier Cercas una vez hizo un artículo explicando todas las razones por las que escribía (entre ellas, para que le leyera su madre o porque si no escribiera se aburriría muchísimo o porque a los 15 años le dijeron que escribiendo se ligaba y, cuando descubrió que no, ya era tarde para quitarse el vicio...) y terminó diciendo que es que escribir mola y que cualquier excusa es buena para escribir.
      Yo estoy de acuerdo con esto último y la verdad es que toda la vida he escrito. Y, aunque a veces ha salido algún cuento (todas las madres y abuelas hemos "escrito" cuentos para nuestros hijos y nietos), esto que estoy haciendo ahora (escribir un blog, hablar contigo, intercambiar opiniones...) es lo que realmente quiero hacer y seguir haciendo. Es el tapiz que quiero bordar.
      Muchas gracias por tus palabras, tan hermosas, y por tu sensibilidad.

      Eliminar
  5. Los libros no se escriben, los libros se publican. Estimada Profesora usted lleva muchos años escribiendo "su libro", y con la satisfacción de muchos lectores. A seguir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, mi Estimado Alumno, cada vida es un libro escrito y compartido con los que nos hemos tropezado. Si tiene renglones torcidos o bellas metáforas, ya es responsabilidad de cada uno...
      Un abrazo y gracias por todo.

      Eliminar
  6. Buenos días ,Jane. Leyendo tu último post me he quedado pensando un rato. Siempre he estado brincando de una actividad a otra, supongo que por eso me dediqué a la Educación Física, porque no podía parar de brincar.Un culo inquieto ,que se dice ahora.Si te pica el gusanillo de los microrelatos y los concursos de poesía y demás, puedes hacer ese ejercicio de síntesis suprema que son los cuentitos de 200 palabras o menos, que te vuelven la cabeza pa'tras, de la página Tregolam.
    Gracias por tus post, que son una delicia de verano,de primavera , de otoño y de invierno. Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus indicaciones, Miguel. Realmente ese gusanillo no me ha picado nunca. No me he presentado en la vida a un concurso ni pienso hacerlo. Y sí que me gustan los microrrelatos, cuantos más cortos mejor, por el ejercicio de síntesis que suponen y por la belleza y el novelón que muchos de ellos tienen escondido dentro de unas pocas palabras. Pero sobre todo me gusta leerlos (como este de Poli Délano: "Verse y amarse locamente fue una sola cosa. Ella tenía los colmillos largos y afilados. Él tenía la piel blanda y suave: estaban hechos el uno para el otro.").
      Muchas gracias por tus palabras. También es una delicia contar contigo para nuestros alegatos. Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Enhorabuena por estos 400 post, Jane!
    Y por tu humildad. Yo creo firmemente que para ser escritor o escritora solo hace falta escribir, y eso lo haces tú muy bien en tu blog. ¿Qué no quieres escribir un libro? Mejor, porque con el tiempo que lleva te lo quitaría para el blog y no tendríamos post tuyos tan amenudo.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jaja, mira cómo lo sabes! ¿Y te imaginas el tiempo que perdería buscando ilustrador, presentando el libro y poniendo dedicatorias en la Feria del libro? Quita, quita...
      Besotes y gracias mil.

      Eliminar
  8. Rosaura Díaz Pérez22 de agosto de 2016, 19:09

    Tienes un gran dominio de nuestro idioma y una exquisita sensibilidad cuando escribes. Tanto cuando describes un objeto cotidiano como cuando usas citas de tus lecturas a las que aludes con tanta pasión. Da gusto deleitarse con las palabras de una persona culta y amante de la literatura. Me parece loable tu modestia ante la perspectiva de escribir un libro. Pero, no te desanimes, podrías hacerlo mejor que muchas otras personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosaura. Sabes que tus palabras me honran por venir de quien vienen.
      Pero realmente, no es modestia sino la pura realidad. No creo que yo vaya a contribuir en nada a la literatura y tengo prevención contra quienes dicen: "Me han pasado tantas cosas que podría escribir un libro". Cuando lees algún libro como "El viejo y el mar" de Hemingway, en la que sólo un pescador pesca un pez, te das cuenta de que un libro no es un cúmulo de hechos.
      Así que no estoy desanimada porque nunca me animaré a escribir una novela, ni un cuento, ni una obra de teatro. Sí estoy animada a seguir escribiendo el blog, que empezó siendo petición de un amigo y acabó convirtiéndose en un placer. Placer que se multiplica cuando, después, puedo intercambiar ideas con amigas como tú.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  9. ¡Felicidades! ¡Es un gusto leerte y sobre todo conversar contigo! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si lo repetimos un día de estos (lo de conversar, digo).
      Un montón de gracias y un gran abrazo.

      Eliminar
  10. Cobardica, que es lo que eres!!! con lo bien que lo haces, pero te entiendo en un aspecto, unicamente por eso: estas de vacaciones, y el detalle que merece el acabado de un libro tuyo ... es costosísimo, seguro. Y las vacaciones jubilares son tiempo de ocio.
    Los demás también creemos que lo que hacemos es muy muy muy mejorable, pero es obligatorio intentarlo porque es tiempo de trabajo.
    Besos desde Lanzarote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. No, no, no es de cobardes la cosa. Lo bueno de la jubilación es que nadie puede obligarte a nada, eres dueño de tu propio tiempo (excepto cuando hay que ir a cuidar a los nietos) y haces lo que siempre has querido hacer, y también aquello para lo que estás más cualificada y eres más apta. No me veo en absoluto, como ya le dije a Trescatorce un poco más arriba, escribiendo una historia, corrigiéndola, editándola y todo ese rollo. No va conmigo, la verdad. En cambio, esto es muy entretenido y divertido. Debe ser que tengo vocación de bloguera.
      A ver si vienes prontito. Un besote.

      Eliminar
  11. Como siempre, muy buena entrada y enhorabuena por esos 400 posts que estoy segura que en breve se convertirán en medio millar. En lo de escribir un libro estoy totalmente de acuerdo contigo... a mí a veces me hace gracia ver como la gente intenta pintar, escribir, tener jardines, animales, o porque no, hijos, y comprobar que mejor que se hubieran dedicado a hacer ganchillo (eso sí, bien hecho XD ) porque una cosa es querer hacerlo y otra muy diferente saber hacerlo... pero es que encima presumen de unos resultados que en la mayoría de los casos dejan bastante que desear... no hay nada mejor que la humildad y querer reconocer que todo en este mundo es lo suficientemente difícil para que sólo seamos simples aprendices casi toda la vida. Un beso y enhorabuena otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado lo que has dicho, Ana, porque así es como yo lo veo también. Hay unos cuantos genios que consiguen la excelencia en algo determinado, pero los demás somos aprendices de todo. Yo creo que lo importante es hacer las cosas lo mejor que podamos, disfrutar con ello y no volvernos locos. Sabemos escribir más o menos bien, cocinar algunos platos que pueden salirnos bien a veces y otras, puede que se nos quemen, preparar nuestros trabajos lo mejor que podamos... (particularmente a mí el ganchillo me sale fatal. Cuando era joven le hice una corbata a mi novio y para de contar. El pobre, como era mi novio, creo que se la puso un día). Creo que también es importante conocernos a nosotros mismos, nuestros talentos y nuestras limitaciones.
      Gracias por tu enhorabuena y espero que sí, que sigamos hablándonos por esta vía, por ahora.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Y otros 500 mas. Me encanta lo que escribes. Me identifico muchísimo con infinidad de pequeñas cosas. Me alegro que no lo pienses dejar. Por cierto, ya se ve a quien se parece Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Belén. Es bueno ver aquellas cosas en las que coincidimos y aquellas en las que no. Ahí está la riqueza del diálogo y de la conversación. Espero seguir charlando contigo en esos otros 500 rollitos más.
      Ana tuvo la suerte de contar (aparte de con una madre profesora que podía corregirle estilo y faltas) con una buena biblioteca en casa desde pequeña. Eso ha contribuido a que escriba muy bien, pero en lo de escribir novelas cuenta también, y mucho, su imaginación.
      Un abrazo, y muchas gracias otra vez por tus palabras.

      Eliminar
  13. Enhorabuena por tus cuatrocientos artículos, orgullosa puedes estar de todos y cada uno de ellos. Yo satisfecha de haber podido disfrutarlos y esperando poder leer muchos, muchos más. Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que a mí me encanta, Ursulita, es que hayas estado ahí, al pie del cañón, durante estos 400 post. Realmente, han sido algunos más (muy pocos) porque hubo alguno que no pasé desde el anterior periódico digital "Lo que pasa en Tenerife" a Blogger (por ejemplo, cuando murió mi primo Mingo). Pero en todos has estado tú, igual que en la vida que hemos compartido.
      Gracias por todo ello, mi amiga.

      Eliminar
  14. América Esperanza León22 de agosto de 2016, 21:22

    Rendida a tus pies! Cuanta humildad en tus palabras. Me encantan tus escritos, rebosan sensibilidad y una cabeza muy bien amueblada. Un beso preciosa! Ah...y espero los otros 400 relatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias, América, por esa pleitesía. Y de verdad que no es humildad sino que sigo la máxima griega y socrática del "conócete a ti mismo". Ayer mismo leí un artículo de Juan José Millás, que decía que se empieza a leer por las mismas razones que se empieza a escribir: para comprender el mundo. Y en eso estamos, intentando saber qué pintamos aquí y quiénes somos, con nuestros fallos y nuestras virtudes. Y por supuesto, en tal tesitura (y en los 400 más escritos) nos iremos encontrando tú y yo, por fortuna.
      Un beso y mil gracias.

      Eliminar
  15. ¿Cómo? ¿Librarme yo de ti? Si eres mi bálsamo de la semana y la única lectura que consigue despertar mis hormonas comodonas...
    Permíteme primero felicitarte por esos ocho años sabiendo enlazar palabras con el más dulce talento, y, después, decirte que la amenaza es mía con seguir dándote trabajo. Mientras puedan mis ojos seguir leyéndote, lo haré. Cuando no puedan, pediré que te lean y me transmitan tu mensaje. Seguro que sería el dinero mejor empleado. Viajaré estando quieta, conoceré figuras sin haberlas leído, y lo más importante, seguiré cuestionando este mundo que, mientras más lo estudio, menos quiero abandonarlo.
    Felicidades, amiga, y gracias por compartir tus ideas de forma tan generosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cande, me ha gustado ese papel de despertador de hormonas comodonas. Pero nada de hablar de si alguna vez no puedas leer o de abandonar el mundo o de cosas así de feas. Todavía tenemos la vista bien, el oído agudo, la mente clara y la risa pronta para compartir lo que haya que compartir durante mucho tiempo.
      Gracias por tus comentarios, por tus ideas y por tu cariño. Un besote.

      Eliminar
  16. Antonio Francisco Cáceres Duque23 de agosto de 2016, 17:55

    Reflexiones y criterios.

    Hola Isabel, buenos días, aquí estoy después de una mañana dedicada al deporte físico y al de la comunicación verbal, que también lo es; ya se sabe que las relaciones humanas mantienen nuestro cerebro activo en ambas direcciones, captar unas ideas y remitir otras.

    400 post son una cantidad muy considerable. A uno semanal sobrepasarían los siete años. Enhorabuena. Lástima que te haya descubierto tan tarde.

    Mi querida y desconocida amiga informática, te emperras en afirmar que no eres una escritora, ¡habrase visto, qué manía! Tengo para mi entendido que “escritor” es todo aquel que, mediante la palabra impresa -independientemente del formato-, expresa ideas, sentimientos, experiencias…

    Unos escritores se expresan en microrrelatos, relatos, cuentos cortos, cuentos, ensayos o novelas. Todos ellos, hacen lo mismo que has venido haciendo tú. Destacas en un género en el que nadie se ha percatado: el blog. Acabarás por convertirte en una “Nobel bloguera”.

    Comparto las opiniones de muchos de los que te han contestado; posees los ingredientes necesarios para escribir consiguiendo éxito. ¡No me vale que una amiga tan especial se autolimite!

    ÉXITO. ¿Qué entiendes como tal? (Lo sé, ya lo has expresado en tu post). Relatividad amiga mía, eso es lo que debes conjugar con tu concepto del éxito. ¿Por qué buscar el aprecio ajeno? Es para ti para quien debes escribir y, si de esa actividad obtienes la valoración ajena, doble satisfacción.

    Acaso no nació como deseo, o necesidad, personal el escribir post. Por qué iba a ser diferente escribir otras cosas, basadas en hechos reales aunque ficcionadas. Tienes algo más de mil seguidores en el blog. Todo un éxito.

    Quizá has pasado demasiados años de tu vida dedicada a la reflexión, al estudio analítico de todo tipo de causalidad. ¿Te sientes enquistada? Abre la mente y sueña. Todavía estás a tiempo.

    EN TODO CASO, HAS LO QUE SIENTAS.

    No ha sido otra mi intención que la de pensar a tu lado; lo más cerca que puedo estar.

    Un fuerte abrazo y gracias por tus post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Antonio, durante unos 8 años he escrito un post a la semana, casi disciplinadamente. Fue una manera de obligarme a mí misma a no descuidar lo que ocurre alrededor, a no dejar que la vida pase por mí sin atenderla. Fue y es también una manera de proyectarme hacia los demás, después de toda una vida haciéndolo. No quería encerrarme ni -por usar una palabra tuya- enquistarme. Así que me siento muy libre porque estoy haciendo lo que quiero: escribir, sí, pero en un blog. Ahí se recogen sueños, historias, vivencias, reflexiones... No necesito más, no busco éxito ni firmar en una feria del libro como escritor.
      ¿Me convierte eso en escritor? Tú y Antonio Muñoz Molina, que es un escritor que me gusta mucho, parecen pensar que sí. Hablando de su oficio de escritor, dice así en un artículo que titula "Los narradores": "Lo que me gusta de mi oficio es la convicción de que casi todo el mundo está dotado para dedicarse a él, o por lo menos de que mucha gente que no escribirá nunca un libro o no llegará a publicarlo posee la capacidad de contar historias, o, para decirlo con más intensidad citando a Antonio Machado, el don preclaro de evocar los sueños". Y más adelante, dice: "Cualquier persona que cuenta con claridad y coraje su propia vida está relatando una imperiosa novela".
      Acepto, pues, que un blog es una manera de contar una vida y de que todos somos escritores en tanto nos ponemos delante de la página en blanco para intentar conocernos a nosotros y al mundo (aunque me gusta más el sustantivo "narradora" de Muñoz Molina o el tuyo de "bloguera", que se ajustan más a mi estatura que el muy excelso de "escritor"). Pero sigo diciendo que soy de esos que nunca escribirán un libro, aunque, cada vez que escriba en mi blog, desearé tener "el don preclaro de evocar los sueños".
      Muchas gracias a ti por tus palabras. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Me encantan como escribes y si que tienes material para escribir un libro, a demás de eso, tienes imaginación, creatividad, soltura, vocabulario, humor y muchas cosas más. Creo que algún día puedes hacer una novela con esa imaginación que te caracteriza ...Besitos Mary y sigue escribiendo tan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, Pili, es que 68 años dan para mucho. Creo que material para otros 400 post, vista la riqueza y la abundancia de dichos, chistes, sucesos, eventos..., que nos rodean, sí que tengo. La novela ya la tengo descartada (nunca ha sido un objetivo, ni siquiera una posibilidad); la poesía, también (en algún post suelto se me han escapado 4 versos mal contados pero nada más). Lo único que alguna vez intentaría publicar serían los versos de mi abuelo el poeta, una persona muy interesante, que publicó sus poemas en la prensa de aquella época, y que murió demasiado pronto cuando preparaba la edición de su libro.
      Gracias por tus palabras, Pili, y un beso grande.

      Eliminar
    2. Pues a seguir con los próximos 400 post y algunos poemas que no se te dan mal. Lo de publicar el poemario de tu abuelo, me parece una idea fantástica. Nosotros también quisiéramos hacer lo mismo con nuestro abuelo, pues todo lo que escribió esta publicado en revistas del momento y en servilletas. Un beso

      Eliminar
    3. Sí, si no lo pudieron hacer en vida, creo que es una pena que se pierdan, como dices, en la prensa de aquella época. Hemos rescatado bastantes, pero supongo que mucho quedó en servilletas o en dedicatorias particulares.
      Tal vez debamos conocer más a los abuelos poetas y reconocer su mérito. Vamos a ver lo que se puede hacer.
      Otro beso.

      Eliminar
  18. Querida amiga.
    Esta es la primera vez desde que nos conocemos en que no puedo estar de acuerdo contigo. ¿Qué hubiera sido de nosotros si todos esos escritores de alma se hubieran rendido por pensar que no podían escribir con excelencia? Nos habríamos perdido algunas maravillas dignas de ocupar minutos o quizá horas de nuestras vidas.
    Sin ánimo de protagonismo me pongo a mi misma por ejemplo. Sé que mis textos nunca tendrán calidad literaria, conozco mis limitaciones pero eso no me permite ahogar a la escritora que siempre ha habido en mi interior. Ser bueno o no, conseguir la fama o no por lo que escribes, ganar dinero o no con tus escritos, te aseguro que es lo menos relevante. Lo importante es dejar fluir tu creatividad si ello te hace feliz y luego... que sean otros los que juzguen y decidan si te leen o no.
    Recuerda que la vida está llena de mediocres en todas las disciplinas que nos conformamos con ser felices, porque la vida es así de sencilla.
    Tú eres muy buena en tu pluma, has elegido este medio para dar a conocer tus creaciones y es muy respetable, de todas formas yo te animo a que, al menos, dejes recogidos tus post en papel... Solo por sugerir algo, yo te seguiré leyendo aquí encantada.
    Nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me había despistado tu comentario, porque publiqué el siguiente el mismo día 29 y se me solapó. Discúlpame por haber tardado en contestarlo.
      Realmente, Luisa, ninguno de esos autores, ni Kertész ni Baricco, han dejado de escribir por pensar en la excelencia de otros grandes escritores (ni yo tampoco, como ves y a juzgar por el rollo que tengo). Sólo es una manera de rendirles tributo y, al mismo tiempo, ser consciente de cuáles son las limitaciones de cada uno.
      Estoy de acuerdo contigo en las cosas que no son relevantes. Por eso precisamente sigo escribiendo.
      Mi hija en su blog dijo una cosa que creo que aclararía un poco lo que quería decir yo en este post:
      "Un escritor es alguien que escribe. Así de simple.
      Un autor es alguien que escribe y que cotiza a Hacienda por ello".
      Así que yo me considero escritora de blog (o bloguera) pero, dado que no pienso escribir una novela ni publicarla (ni cotizar a Hacienda por ello), no soy una autora. Creo que iba más al aspecto formal de la cosa :-D
      Pero te doy las gracias por tus palabras -tan lúcidas- y a lo mejor un día me pongo y dejo recogidos los post en papel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Querida Jane, sabes que hace unos cuantos años, ya, que vengo diciéndote lo que en estos 22 comentarios que me preceden, y sin excepción, te dicen todos. No voy a ser la número 23, porque con tus 22 respuestas me has convencido de que no eres autora de libros, pero sí escritora de blog.
    Por lo tanto, me alegro de que, por lo menos, te consideres como tal y de que sigas siendo tan disciplinada como hasta ahora y continúes regalándonos, cada semana, esos buenos relatos que salen de tu cabeza, tu experiencia, tu talante y tu talento.
    Muchas gracias, amiga, y que yo los siga disfrutando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cehachebé. Creo que además eres la única que me ha acompañado casi día por día en esta andadura, desde el primero de todos. Te lo agradezco infinitamente y, si tuviera una Orden del Mérito a la Paciencia y al cariño, te la encasquetaba desde ya. Pero mejor te mando 400 abrazos, uno por cada rollo de los míos y por cada comentario tuyo, siempre sabio y agudo. Es un privilegio para mí que estés ahí.

      Eliminar