martes, 29 de mayo de 2012

Estrenando vida en 3D




Mi sobrino Jesús y su mujer Corina están trabajando ahora en Silicon Valley, cerca de San Francisco, y, desde allí nos tienen informados a toda la familia de la vida que llevan en Estados Unidos, de sus visitas a preciosos parques naturales (sin oso Yogui, por ahora), del eclipse solar que se ha visto este mayo por aquellas tierras, y, sobre todo, de lo embarazados que están, con una niñita en camino. Y, como hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad, todos hemos recibido ya la ecografía de mi futura sobrina-nieta con 24 semanas. Y en 3 dimensiones, como si fuera la protagonista de “Avatar”.

¡Hay que ver! Y pensar que las fotos de mi boda, hace 40 años, fueron en blanco y negro, hechas con cámaras de fotos antediluvianas que mi padre y mi tío desempolvaron para el evento… Ahora si sales con los ojos cerrados, como me pasó a mí, la técnica prodigiosa del photoshop te los abre de par en par. ¡Si hasta te quita arrugas y michelines sin necesidad de dieta…!

¡Y no digamos de los embarazos! Yo no supe nunca si lo que iba a tener era niño o niña. De hecho, como ya he contado, mi hijo Dani se llamó Elisa durante los casi 10 meses de embarazo (no quería salir, el tío) Ni siquiera la forma de la barriga (“barriga picuda, niña segura”) hizo presagiar que, en lugar de una dulce niñita, iba a ser un chicarrón de 4 kilos y pico, bien equipado de atributos masculinos.

En cambio, ahora, no sólo sabemos el sexo del bebé de mis sobrinos, sino también el peso, la forma de la naricita y hasta a quién se parece de la familia (igualita, igualita a mi sobrino Carlos). Por los milagros de la técnica, la conocemos ya, la vemos ponerse la mano en la boca, sonreír y yo diría que hasta enfurruñarse, harta de ser el centro de atención mediática (“¿Y el derecho a la intimidad, qué?”, parece decir).

No debería asombrarme de todos estos avances. Después de todo yo formo parte de la humanidad privilegiada que ha visto llegar al hombre a la Luna y la televisión a los hogares. He disfrutado de los mejores inventos del mundo (como la lavadora y el tampax). Ustedes y yo podemos enterarnos al segundo de lo que pasa en cualquier rincón del planeta y, si queremos, dar la vuelta al mundo en 80 horas. Y nuestra esperanza de vida es el doble que la de nuestros antecesores.

No, no debería asombrarme, pero me asombro. Me sigue llamando la atención esta capacidad del ser humano de llegar a los límites, en este caso, de ampliar nuestra visión del mundo hasta más allá del nacimiento. Pero lo que más me asombra, lo que me parece más milagroso es que esa personita, a la que en cierto modo miramos con condescendencia de adultos (“¡La pobre! ¡No le queda nada!”), estará dentro de poco riendo, llorando, aprendiendo, viviendo. Y, todo hay que decirlo, hablando en 3 idiomas, español por su padre, alemán por su madre e inglés por la soleada California en la que va a nacer y en la que asistirá a la guardería. Se armará un lío al principio (mi hija, por contagio de un amiguito que hablaba inglés, me decía, ceceando, a los 2 años “¿Vamoz a la zuiminpul, mami?”), pero luego estará perfectamente preparada para un siglo XXI más cosmopolita.

Y es que, más que cualquier milagro de la técnica y de la ciencia, lo que me deja más maravillada, antes y ahora, es el milagro de la vida. 

24 comentarios:

  1. Sí, Isa, como maravilla ese milagro que es la vida. Que misterio. Hace unos días comentaban en las noticias de Tv que la Nasa ha descubierto seis planetas mini orbitando cerca de su estrella. Cinco cerca ella y el sexto está cerca de la órbita de Venus. Uno, apodado Keppler 22b, es similar a la tierra y reúne las características para ser habitable. Lo peor es que la estrella está a 600 años luz de La Tierra. Cómo avanza la ciencia. A lo mejor no estamos solos. Creo que nosotros nunca lo sabremos. Dejemos a las generaciones futuras que lo averigüen y se den un viajecito por esos mundos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor hay otros mundos, por qué no, pero lo que a mí me tiene admirada es la inventiva del ser humano en el nuestro. Lo que hemos avanzado para vivir el doble que hace unos años, el que se esté investigando la posibilidad de ser inmortales, el que un ciego pueda ver o un parapléjico moverse, el que el mundo esté al alcance de todos, los increíbles medios de comunicación... Habrá mucha materia de maravilla después de que tú y yo ya no estemos pero en el ahora ya tenemos suficiente para admirarnos y congratularnos por haberlo vivido.

      Eliminar
  2. ¡Qué bonita entrada! ¡Y qué gran futuro le espera a tus sobrina nieta trilingüe!

    No me pondré pesimista y evitaré hablar de los peligros que también conlleva la técnica, entre otras cosas porque tú eres la experta filósofa :D

    Besos y que todo vaya bien en el parto. Precioso bebé, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo fue muy bien en el parto, Ana. Los post que pongo los viernes son de hace 4 años, o sea que Marta, no sólo tiene 4 años, sino que ya tiene un hermanito de 2, Óscar, y está esperando para estos días otra hermanita (que todavía no tiene nombre).
      Y sí, la ciencia y la técnica son como los cuchillos que, según los uses, pueden cortar un jamón o asesinar a alguien. En nuestras manos está.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Enhorabuena ¿¡tía abuela, no!? Es que esto de los parentescos para mí es una gran incógnita a partir de los primos hermanos (los primos segundos me suenan a segundones) y las tías abuelas a viejas chocas escondidas detrás de los visillos y cotilleando sobre el preñado de la nieta de la Puri y los cuernos de la Maruchi... ya sabes, es lo que tiene no haber sido nunca de pueblo ni de familia numerosa... Un beso enorme desde la península y enhorabuena otra vez a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser de pueblo, no sé, porque yo también soy de ciudad hasta que hace 30 años me vine a vivir a un sitio (ni pueblo es) por el que sólo pasan 5 guaguas al día. Pero familia numerosa tengo para dar y regalar: primos segundos, terceros y cuartos, tíos abuelos, sobrinos nietos... De todo.
      Imagínate que el sábado que viene vamos a hacer una fiesta familiar sólo con la familia íntima y somos 32 ¡Y eso que faltan 9, que están lejos!
      Un besote y gracias.

      Eliminar
  4. La magia de la vida y la aceptación al medio amigo mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magia que no deja de maravillarme, Luisa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me encantan los mitos relativos al embarazo: "Si tienes ardor de estómago es que es niño, no, espera, es que tiene pelo, no, que será zurdo".

    Y las razones científicas que avalaban estas afirmaciones: "Porque mi madre tenía mucho dolor de tripa y hermano nació con una peca en la mejilla izquierda".

    Ah, bueno, si conocemos un solo caso en la historia de la humanidad, es que es una verdad irrefutable.

    Y sí, cuánta razón tienes, a mí no hay avance técnico que me sorprenda tanto como el hecho de que un niño nazca con sus 5 deditos y sus 5 uñitas en cada mano y cada pie.

    Eso si no nace en luna llena, que mi primo nació en luna llena y le faltaba un dedo del meñique del pie derecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También podemos decir que de aquellos antojos nacieron estos lunares. Si tenías antojo de fresas fuera de temporada y te quedabas con las ganas de comerlas, se siente, la niña o el niño salía con un lunar en forma de fresa (o algo parecido). Yo tengo un lunar en el brazo y debe ser porque mi madre tuvo antojos insatisfechos de aceitunas, porque es de ese tamaño y forma. Toda la parafernalia en torno al embarazo y a los nacimientos es curiosa, cuando menos.

      Pero tienes razón, no hay nada más grande que ver que has contribuido a que haya una nueva vida. Y ver que nace sano, completo y adorable (aun cuando luego crezca y se convierta en un zangolotino, cantando todo el día: "Mosa, mosa, asi voce me mata...")

      Eliminar
  6. Gracias Jane, por el blog tan bonito que le has dedicado a nuestra futura hija.
    La verdad es que nosotros estamos aqui bastante emocionados, en gran parte por ser padres primerizos pero tambien por estar lejos de casa y de las familias.
    Es verdad que la tecnologia aqui esta mas avanzada que en Europa y se pueden hacer cosas tan bonitas como las ecografias en 3D ( el anuncio de la empresa que lo hizo, dice que son 4D, si contamos el tiempo como la cuarta dimension), pero tambien todo es mas caro y hay que pagar por todos los servicios sanitarios. Seguramente, es lo le espera a nuestro pais como sigan haciendo recortes...
    El hospital donde vamos a dar a luz, es como si fuera un aeropuerto o un hotel, con el suelo enmoquetado, paredes de cristaleras, habitaciones individuales para las parturientas. Todo bastante bonito y moderno.
    Y con los idiomas, esperemos que los aprenda todos... y bien. Seguramente va a aprender alemmanisch (que es el dialecto aleman de Corina) y no hoch-deutsch, y conmigo aprendera canario y no peninsular. Y con el ingles aprendera mas bien americano... Vamos, que lo importante es que entienda y que se haga entender.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se podrán quejar, la niña ya es estrella mediática antes de nacer. Le han visto esa naricita desde California a Fuerteventura, que ya es bastante trecho. Ya me la veo de Angelina Jolie por esos Hollywoods, y, además, hablando en alemmandisch, en californiano y, sobre todo, en canario, pidiendo una vieja con papas arrugadas en un guachinche.

      Y con respecto a las técnicas, esto de vivir en un mundo globalizado hace que aquí también se vean ecografías en 3 dimensiones. Lo que pasa es que, por no ser algo necesario (aunque sí muy atractivo para padres y familia) sólo se hacen en la privada y cuestan carísimas también. Yo espero de todo corazón que prevalezca el sentido común y podamos seguir disfrutando de una Seguridad Social pública para todos, a pesar de que este gobierno esté empeñado en privatizar y recortar derechos adquiridos desde hace tiempo. Creo que es algo de lo que sentirnos orgullosos, frente a un sistema como el de ahí, en el que hasta una gripe te cuesta un ojo de la cara.

      A disfrutar, sin embargo, de los meses de espera, viendo todo lo que puedan, que luego la pitufita no deja mucho tiempo libre. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Entiendo, querida Jane, la emoción y el asombro que suscita poder ver, con gran exactitud, al pequeño ser que guarda el vientre de tu sobrina política. Lo mismo nos ocurrió a todos nosotros cuando nos enseñaron la de nuestra primera sobrina nieta. A esta se la hicieron aquí, en una clínica privada y a cambio de un buen pastón. Hoy, sus padres la tienen enmarcada porque, además de ser la muestra de la tremenda eficacia de esta avanzadísima técnica, la consideran el primer retrato de su niña.
    También las reacciones fueron las mismas: que si tiene la naricilla de su padre y la boca de sus madre, que si se parece más a la abuela materna que a la paterna... Es increíble a qué extremos están llegando las nuevas tecnologías.
    Y sí, somos unas privilegiadas por ser testigos y usuarias de muchos de estos avances que, además, van apareciendo a velocidad de vértigo. Ya lo dice una zarzuela: "Hoy, las ciencias adelantan que es una barbaridad...".
    Enhorabuena por tu tercer tía-abuelazgo (con perdón del palabro) y enhorabuena, también, para los felices papás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo unos amigos que siempre brindan en fin de año por que el próximo sean, por lo menos, uno más en la familia. Siempre es un placer que ésta crezca, así que estamos de enhorabuena y te agradezco tu felicitación.

      Con respecto a los avances lo que me pasa es también la sensación de quedarme atrás, sobre todo con las nuevas tecnologías. Y siempre por culpa del lenguaje, que no comprendo en la mayoría de los casos. Como dice Forges: "He conseguido bajarme los sms del móvil al I-pod utilizando el buffer de la Tdt sincronizado por Usb 2.0 con su maleta de piel y su bikini de rayas".

      Me parece que estos niños que ahora nacen, no sólo van a dominar 3 o 4 idiomas, sino también el más importante, el lenguaje de la técnica, que hará posible que manejen un mundo hecho para ellos. Son los niños del siglo XXI, mientras que yo me siento una adulta del siglo XX.

      Eliminar
  8. Muy buenas familia.

    Nos alegramos muchísimo de que las cosas les vayan tan bien.

    La verdad que si que es clavadito a Carlitos, al menos por ahora.

    Muchos ánimos y muchos recuerdos desde Fuerteventura!

    Besitos y abracitos para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javi. Como ven, la generación de ustedes está cumpliendo con su obligación, llenando de niños la familia, como tiene que ser. Me encantó ver en la última reunión familiar tanto cochito y tanto biberón.

      Un abrazo y disfruten de esa isla tan bella.

      Eliminar
  9. Hola Jane, visto el panorama, voy a preferir a los sobrinos nietos , en vez de a los nietos. Cierto es que no se atisban esos nubarrones en el horizonte cercano ( el de los nietos), pues mis hijos andan metidos en su ardua agenda de superación profesional de artistas - cosa dura - y no se les pasa por la cabeza. También es cierto que mi hija artista me lanza de cuando en vez, con cierta sorna, aquello de : " y cuando yo tenga un hijito, tu nieto, te lo mandaré a pasar el verano en Canarias". Yo le digo que mejor no, que ya pasó la vida de crianza para mí y que, si llegara el caso, diría como mi difunta madre que, al solicitar su ayuda de abuela para una noche de copas, decía : "...si me los dejas comidos y dormidos". Ni que decir tiene que en la casa de Bencomo , aquello era como dejarles en el destierro, habida cuenta de las dimensiones de la casa. Y es que Dña. Margarita era mucho. Luego se quejaba de lo ariscos que le habían salido aquellos nietos. Saluditos y felicidades por tanta sobrinonietatecnología.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú diles a los hijos que se apresuren, que después igual tú ya no estás para esos trotes. Y es que, oye, a veces te dejan para el arrastre. Yo también digo a los míos una variante de la frase de tu madre: "Tráemelos bañados y comidos". Pero como que no me hacen mucho caso. Y además a los niños les gustan las pizzas de su abuela y, claro, qué va a hacer la abuela chocha sino hacerles el gusto...

      Por eso, lo de los sobrinos-nietos es estupendo porque antes están los abuelos y luego, si hace falta, los tíos abuelos.

      Un abrazo y felicidades por ese pedazo de artista que tienes por hija.

      Eliminar
  10. El milagro de la vida, supera a la tecnología que cada día avanza a pasos agigantados. Porque tener un bebé en brazos y verle sonreír o agarrarse el pie, no puede ser nunca mejor que una ecografía 3D. La naturaleza es en sí la mejor tecnología que tenemos!!. Me gustó mucho Jane, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Y, aunque a veces nos deja con la boca abierta un invento como esas manos o piernas artificiales que sustituyen a las naturales, no tiene punto de comparación con una mano de verdad que acaricia o un pie que chuta un balón. Gracias por tus palabras, Soraya.

      Eliminar
  11. Increíble, la vi y dije es una niña. El primer ecógrafo que llegó a Tenerife en La Clínica La Colina y 24 horas antes de nacer me enteré que traía otro macho, Víctor, que el mes de junio cumple 35

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En aquel tiempo, era una lotería. Pero al mismo tiempo era emocionante no saber si el bebé que se movía en tu interior era niño o niña. Ahora puedes hasta hablarle y llamarlo "mi niña" o "mi niño". Ya viste que yo a Daniel, mi hijo, estuve llamándolo Elisa hasta que nació, imagínate el papelón. Felicita a Víctor por sus 35.

      Eliminar
  12. Como decía aquella zarzuela... las ciencias avanzan una barbaridad... ;) En nada vemos los pensamientos y grabamos los sueños... Te imaginas? Wowwwwwww..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la etiqueta que tiene esta entrada, "Hoy las ciencias adelantan", recordando a Don Hilarión en "La verbena de la paloma". Y bastante hemos visto ya, Gladys ¿Quién se iba a imaginar hace 30 años nada más que podríamos estar hablando tú y yo por Internet?

      Eliminar